Últimas Noticias:
Loading...
, , ,

Espacios deportivos

Share on Google Plus


El crecimiento de Arandas en todos los sentidos es indudable. Como también lo es que, afortunadamente, la práctica de los deportes en sus diferentes disciplinas está a la alza.

Uno puede observar que existen muchos equipos de futbol en las categorías desde niños de kínder hasta veteranos categoría master de más de 50 años de edad, que están organizados todos para la práctica de éste deporte, pero que con dificultades se acomodan en los campos disponibles.

En frontenis existen las canchas del Club Campestre que si bien es cierto que es privado no deja de ser una alternativa para su práctica, también se encuentran en la Unidad Deportiva Díaz Ordaz.

El Básketbol tiene también sus canchas en donde se practica también el volibol en el que sobre todo las damas destacan con los numerosos equipos que se han integrado y que compiten en gran número y con calidad.

El Tenis cuenta con 3 canchas en el club Campestre y una más en la Unidad Deportiva de El  Carmen, más una de polvo de ladrillo en El Gallito que últimamente está en desuso pero que fácilmente podría rehabilitarse.

Pero si en alguna disciplina la participación es más frecuente es en el beis bol. La práctica del mismo incluye a niños, adolescentes, jóvenes, adultos y hasta veteranos. Para la práctica de este deporte se cuenta con un campo en la Unidad Deportiva Díaz Ordaz que es el mejor, pero también está el de La Providencia, el de Don Félix Bañuelos allá por el libramiento y en El Carmen para pequeños.

Pero el que últimamente es motivo de preocupación es el limbo jurídico en el que se encuentra el campo de la Colonia Providencia, puesto que  un grupo de arandenses bien intencionados y promotores particularmente del béisbol, consiguieron un espacio que fue bardeado y habilitado para jugar este deporte sin que haya sido cedido al municipio de Arandas, pues lo manejaba un grupo de personas particulares promotores que si mal no recuerdo algunos de ellos eran Alfredo Gutiérrez, Jesús Ramírez por desgracia ya fallecidos, y algunos otros probablemente, pero el que se encuentra con vida, que es el señor Roberto Rodríguez Mulgado, es el único al parecer que podría darle alguna forma jurídica que permita que ese espacio sea dedicado exclusivamente para la práctica del béisbol y no sea aprovechado por algún vivales para que con alguna argucia legaloide pueda despojar o modificar el uso para el que lo destinaron sus bienhechores.

Tal vez podría ser cedido en un comodato al municipio de Arandas, condicionado al uso de la práctica del béisbol, o integrar alguna asociación civil sin fines de lucro que administre y dé mantenimiento al campo para que se tenga siempre en buenas condiciones y sea aprovechado por muchos años más por todos aquellos que gustan de la práctica del Rey de los Deportes.

Y como probablemente el señor Roberto Rodríguez Mulgado sea el último sobreviviente que tenga la autoridad legal o moral para efectuar tal trámite, sería bueno que la Liga de Veteranos y la Regiduría de Deportes del Ayuntamiento definan la situación legal del campo y se cercioren de su buen uso y administración. Es buena hora para pensar en ello porque el tiempo se va volando y nosotros los humanos no somos eternos, así que no sería conveniente dejar en el limbo la situación de esa propiedad.

Nos leeremos en la próxima entrega.

You Might Also Like

0 comentarios