Últimas Noticias:
Loading...
, , , ,

Alfaro empieza a sentir el rigor

Share on Google Plus

• Ya enfrentó en Los Altos el rechazo a su Sincretismo

Ya está teniendo problemas el alcalde tapatío con licencia Enrique Alfaro, como precandidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Jalisco. Está siendo cuestionado a causa de la polémica escultura Sincretismo, que consideran los católicos una ofensa a su religión porque mezcla las imágenes de la Virgen de Guadalupe y de la diosa mexica Coatlicue, que incluye elementos que consideran satánicos como las serpientes. Su mismo nombre significa “falda de serpientes”. Alfaro autorizó su instalación en la Avenida Federalismo, de Guadalajara, y ahora le pasan la factura.

La obra del escultor Ismael Vargas provocó desde el primer día la reacción de los católicos en contra, a pesar de que el arzobispo de Guadalajara Francisco Robles Ortega no la condenó en un principio, guardó silencio, pero el cardenal Juan Sandoval Iñiguez salió al quite y encabezó la resistencia contra la escultura, que ha consistido hasta ahora en marchas y procesiones de desagravio a la Virgen de Guadalupe, y ya sintió los efectos Enrique Alfaro en su precampaña como candidato a gobernador.

Al principio no les dio importancia a las protestas y hasta se burló de los inconformes, El 13 de octubre, un día antes de que se llevara a cabo una nueva marcha de protesta contra  Sincretismo, Alfaro dijo: “Están en su derecho. Además caminar es bueno, qué bueno que hagan ejercicio. Y que tienen garantías de que en esta ciudad pueden manifestar libremente su opinión. Lo que ya dije: esta escultura no ofende a nadie más que a quien no quiere ver lo que hemos venido explicando. No va a haber ningún cambio en la posición del Ayuntamiento”.

Unas horas antes, el periodista Julio César Hernández,  autor de la columna Entre Semana en El Diario NTR Guadalajara, comentarista en C7 Jalisco y analista en el blog MARCATEXOS había preguntado: “¿Ha calculado Enrique Alfaro Ramírez el costo político y social de mantener el enfrentamiento con un importante  sector del clero y de católicos en la zona metropolitana de Guadalajara, al mantener en exhibición una escultura que consideran una afrenta y una falta de respeto a su fe y sus creencias religiosas, como es la denominada “Sincretismo” que incluye la imagen de la Virgen de Guadalupe?”

Pues no, al parecer no lo calculó, porque una vez que inició su precampaña como precandidato a gobernador, tuvo que salir el 8 de enero e defender su Sincretismo en un video, en el que explicó que antes de elegir esta obra como parte del Programa de Arte Público de Guadalajara se pidió la opinión del Arzobispado, el cual, a través de su cronista Tomás de Híjar dio el visto bueno. De paso desmintió que sea adorador de la Santa Muerte, dijo que eso es cosa de locos y culpó al PRI de esos infundios. "Yo soy católico -dijo-, creo en la Virgen y defenderé siempre mis creencias religiosas y respetaré las creencias religiosas de los demás".

Pero luego el padre Tomás de Híjar lo desmintió, dijo que a Él se le había pedido una opinión como profesor de Iconografía Cristiana de la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente, además de ser el cronista de la Arquidiócesis, pero que Él nunca habló a nombre de la Arquidiócesis, que no es su vocero; y para rematar, también el arzobispo Francisco Robles terminó condenando la instalación y exhibición de la escultura Sincretismo.

Por eso de muy poco sirvió el video en el que Alfaro trató de aclarar las cosas, días después tuvo que volver a ocuparse del tema en San Ignacio Cerro Gordo, en donde dijo: “Yo quiero decir algo porque sé lo que vale y lo que importa ese tema aquí en Los Altos, nunca hablo de mi fe para temas políticos, yo no uso la fe para hacer campaña, pero sí quiero aprovechar para aclarar tres cosas: Primero, la fe católica es mi fe, y jamás haría algo para ofender en lo que yo creo. Segundo, lo que hicimos en Guadalajara en el programa de Arte Público, particularmente esa escultura, tiene la autorización de la Arquidiócesis de Guadalajara, que no solamente dice que no se ofende la fe, sino que es algo que enaltece y que explica la manera en cómo se fueron construyendo nuestros símbolos, en los que hoy los mexicanos creemos (y) tercero, que la fe que profesa se basa en el amor y la verdad, y quienes se valen de desacreditar al contrario con mentiras, sólo buscan que el pueblo mexicano esté desinformado para poder manipularlo”. 

No sé si se le vaya a complicar más esto a Enrique Alfaro conforme avance su precampaña y campaña, Él tratará de contrarrestarlo alegando que la escultura recibió la aprobación del Arzobispado de Guadalajara y asegurando que es católico y guadalupano, pero la jerarquía católica de Jalisco no descansará en su campaña, contra la escultura y contra Alfaro.

Si bien es cierto que el arzobispo Francisco Robles no está haciendo lo que los católicos desearían que hiciera, lo suple el arzobispo emérito y cardenal Juan Sandoval Iñiguez, que aunque ya no tiene autoridad para darles órdenes a los párrocos y sacerdotes de la Arquidiócesis porque está jubilado, mantiene su influencia -una gran influencia- sobre estos, y le basta con hacer una llamada telefónica a la mayoría  de ellos para pedirles que se unan a su lucha contra el Sincretismo y contra el candidato que Él considera blasfemo y enemigo de Dios y de la Virgen de Guadalupe.

Y recuérdese que la Iglesia Católica tiene en cada una de sus parroquias no una, sino varias comunidades de base, como Matrimonios Cristianos, Acción Católica de la Juventud Mexicana,  Acción Nacional Cívica Femenina, Cursillos de Cristiandad, la Adoración Nocturna, la Vela Perpetua, catequistas, ministros, que no son religiosos sino seglares, pero que atienden sin mayor discusión las indicaciones o recomendaciones de su párroco, que si les dice “voten por cualquiera menos por Enrique Alfaro” así lo harán y no sólo eso, sino que influirán en su familia para que hagan lo mismo.

Por eso creo que no le podría ir muy bien a Enrique Alfaro en la elección de gobernador, y lo que es peor, así como la proverbial corrupción del PRI puede perjudicar a su candidato José Antonio Meade aunque no sea priísta, así lo que se considera sectarismo y anticatolicismo de Enrique Alfaro puede arrastrar a otros candidatos de su partido, si la estructura clerical recomienda: “No voten por el MC”.

Igual y me equivoco, pero el triunfo de la señora María Elena de Anda está muy cuesta arriba en Tepatitlán. Aunque un poco menos si no va Ramón González por el PAN. La contienda entre la candidata De Anda, del MC; la del PRI Conchita Franco, y la del PAN Patricia Pérez Martínez estaría muy pareja y todo dependerá ya de la buena o mala campaña que realicen.

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Ahh como no se trata de que hagan su trabajo y no sean corruptos de sirve la religion si eres un vale madres corropto como los del pri oh los del pan o los del prd de nada sirve desir que son creyentes de dios si solo son payasos satanicos y muy politicos pero muy falsos y que para nada son de confiansa miren el pais como esta de cabesa y con hambre y desvaratado sin nada en banca rota mejor ser no creyente en la falsa Iglesia y falsas ensenansas tradiciones de hombres y reglas de hombres mas no de dios por eso estamos como estamos por eso nunca progresamos por dejados y la falta de la verdad de dios verdadero y para que se ofenden si es solo una tradicion catolica en donde dice la biblia que adoren ala virgen esta proibido adorar imagenes o monos hechos de manos de hombres si dios ubiera querido eso el nos ubiera dejado imajenes el mismo pero todos los que sabemos que esta proibido estas practicas nos da risa no saber es como no ver seguera espiritual es grave y peligrosa

    ResponderEliminar
  2. Casi no.se nota la intencion de este reportero de manipular a la gente con noticias tan mas desinformadas, a leguas se nota para quien trabaja y quien le.paga. la gente ya no esta.mensa como estaban acostumbrados los.politicos tricolor. Gasta tus letras en algo productivo y no en tonterias como esta.

    ResponderEliminar