Últimas Noticias:
Loading...
,

Regresó a su pueblo y ya lo esperaba la policía

Share on Google Plus

• En 2002 mató a un hombre y desde entonces había huido rumbo a EU

• Decidió regresar unos días para las fiestas patronales y ahí lo agarraron

Atotonilco el Alto, Jal.- Por haber matado a un hombre en 2002, un robacarros fue detenido en Atotonilco en días pasados. Desde entonces el sospechoso había huido de su pueblo natal, pero se le ocurrió venir este año a las fiestas patronales y ahí fue donde lo agarraron las autoridades.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado, Sergio, de 43 años de edad, vecino del poblado San José del Valle, en Atotonilco, formaba parte de una banda dedicada al robo de vehículos en Atotonilco y la región; los sospechosos operaban principalmente en caminos rurales y despoblados, donde fuera fácil cometer sus fechorías y escapar impunemente.

En el año 2002 Sergio y dos cómplices suyos sorprendieron a un hombre que viajaba en una camioneta acompañado de dos familiares suyos. Amenazándolos con pistolas, obligaron a los ocupantes del vehículo a descender del mismo y a entregarles las llaves.

Sin embargo una de las víctimas opuso resistencia y Sergio le disparó con un rifle, matándolo al instante. Luego del homicidio los sospechosos huyeron del lugar.

Los sobrevivientes denunciaron el hecho ante la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, que comenzó a investigar lo ocurrido y encontraron elementos para inculpar a Sergio, por lo que se solicitó a un juez una orden de aprehensión, la cual fue concedida.

Sin embargo Sergio no pudo ser localizado, al parecer se había ido de Atotonilco para evadir su responsabilidad legal.

Mediante labores de inteligencia se pudo saber que el sospechoso de homicidio había escapado hacia Estados Unidos, donde se había quedado a vivir, huyendo de la justicia.

16 años después, Sergio decidió regresar al país para pasar unos días en Atotonilco y disfrutar de las fiestas patronales de su poblado natal, creyendo quizás que su crimen ya había sido olvidado o que no iba a ser encontrado por las autoridades.

Pero agentes de la Policía Investigadora lo estaban esperando y Sergio, en vez de disfrutar las fiestas de su pueblo, fue llevado a la cárcel, donde deberá pasar varios meses antes de que un juez determine si es culpable del homicidio ocurrido en 2002.

You Might Also Like

0 comentarios