Últimas Noticias:
Loading...
, ,

El PAN en su peor momento

Share on Google Plus



• Primero la dirigencia, la candidatura y la derrota

Hay muchas frases y dichos acerca del poder. Se dice, por ejemplo, que “es como el nogal, que no deja crecer nada bajo su sombra”; Maquiavelo dijo que “no hay que atacar al poder si no tienes la seguridad de destruirlo”; también se ha dicho que “el depositario del poder siempre es impopular”. Sin embargo, la más famosa parece ser la de Lord Acton, quien dijo que “el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”; aunque el salsero panameño Rubén Blades trata de enmendarle la plana al político inglés diciendo que “el poder no corrompe, el poder desenmascara”.

Mi favorita, sin embargo,  es aquella que dice que “El poder desgasta”. Aunque no sé de donde la saqué, porque lo que dijo el primer ministro italiano Giulio Andreotti fue que “El poder desgasta… al que no lo tiene”. Yo creo que desgasta más al que lo ejerce que a quien no lo tiene, que desgasta su ideología, sus aspiraciones, su voluntad de servir, sus buenas intenciones, su honradez, su decencia; y que convierte a los seres humanos en fieras (sedientas de poder, valga la redundancia) incapaces de ceder, de negociar, de dialogar siquiera. Cuando no se ha llegado al poder se tienen ideales, ilusiones, buenas intenciones… una vez que se llega al poder y se ejerce las cosas cambian. Es lo que les pasa a los partidos políticos.

Le pasó al PRI, le pasó al PAN, le pasó al PRD y otra vez y en forma notable al Partido Acción Nacional que atraviesa, me parece, por su peor momento. El ejercicio del poder se vuelve una adicción en los políticos, que una vez que lo prueban no lo quieren dejar, se organizan en grupos (de poder) pequeños o grandes y se hacen pedazos aun dentro de su propio partido, no quieren dejar que llegue nadie más, aunque eso les cueste derrotas electorales. A nivel nacional, estatal y municipal el PAN está fracturado, dividido, debilitado y así no ganará ninguna elección. Ni a Ricardo Anaya, ni a Miguel Ángel Martínez en Jalisco, ni a Rigoberto González en Tepatitlán, los veo victoriosos en el futuro cercano.

Apoderarse de la dirigencia del Partido, para imponerse luego como candidato (o imponer a alguien del grupo) parece ser la estrategia de moda, lo hizo Anaya, lo hizo Martínez y lo acaba de hacer Esquivias en el Municipio.
Imposible el diálogo, imposible cualquier negociación, hay que ganar primero la dirigencia y desde ésta imponer la candidatura, y al que no le guste que se vaya. Y se van… aunque pierda el partido la elección. Aunque no del todo, los candidatos a la Presidencia y a las gubernaturas colocan a incondicionales como legisladores, y en el caso del municipio el que pierde la elección es por lo menos regidor y vive así tres años sin trabajar.

Esto no siempre fue así en el PAN, tuvo el partido de Gómez Morín tiempos mejores, cuando se acostumbraba elegir democráticamente a quienes serían candidatos. Pero eso fue cuando había ideales, cuando se buscaba el poder para servir y no para servirse, cuando sus militantes no habían probado las mieles del poder, cuando no sabían  lo que era vivir sin trabajar. Pero llegaron al poder, primero en algunos estados, pocos, y luego a la Presidencia de la República con Vicente Fox, y también en muchos municipios y las cosas cambiaron, ya no hay democracia interna, se elige a los candidatos mediante el famoso dedazo, se imponen o se les impone, ahora se busca el poder por el poder mismo y se pelea con todo contra otro o contra varios otros grupos dentro del mismo partido.

En Tepatitlán el joven Rigoberto González Gutiérrez no es mal candidato ni mucho menos, en otras circunstancias, con unidad en su partido, sería el candidato a vencer, pero la falta de consenso, de diálogo, la incapacidad de la dirigencia para mantener la unidad, provocó la desbandada. Eran tres los grupos que buscaban la candidatura a la alcaldía, el del exalcalde Ramón González que pedía una votación, ya fuera interna o abierta a toda la ciudadanía, y se disciplinaría si no resultara favorecido; el de los Pérez Martínez que buscaba colocar a Patricia de los mismos apellidos, quien estaba dispuesta a que el candidato fuera de unidad, sin una elección previa o primaria, pero de unidad efectiva, consensada; y el del Comité Municipal que buscaba imponer a Rigoberto González “Chachín”, lo que finalmente lograron, desde la capital del Estado decidieron que fuera éste el candidato sin tomar en cuenta para nada a nadie de los otros grupos.

El resultado, ninguno de los otros grupos apoyará a Rigoberto. Paty Pérez ya lo anunció públicamente a través de las redes sociales, y Ramón González estaba, hasta este jueves, negociando con otros partidos, de manera especial con el PVEM, ya sea para ser su candidato o simplemente para apoyarlo, “porque en mi partido -dice- ya no me necesitan”.

Y cualquiera sabe que tanto el grupo de los Pumas (Los Pérez Martínez), como el que apoyaba a Ramón González (que es el mismo de los González Arana) representan una buena parte del panismo local, si no es que a la mayoría.

¿Qué va a pasar con la candidatura de “Chachín”?, creo que simplemente le facilitaron aún más las cosas a la candidata de Movimiento Ciudadano Nena de Anda. El PRI, me parece, no tiene en estos momentos la estructura activa, dinámica y triunfadora que le hacía ganar elecciones, don Salvador González Ibarra, su dirigente municipal, es esforzó hasta donde más no pudo por fortalecer a esa estructura y mantener la unidad de su partido, pero como en el PAN, desde el nivel superior decidieron la candidatura, que no suena mucho y que no se le ven muchas posibilidades por esa falta de estructura. Todo parece indicar pues que repetirá el MC en la Presidencia Municipal.

No hay más candidatos en Tepa, sólo PAN, PRI y MC. MORENA trabajó arduamente antes de que se decidiera la candidatura, pero le dieron ésta al PES, a una muchachita que la verdad no sé ni quién es, y la segunda posición en la planilla al papá de la candidata. Hicieron totalmente a un lado a MORENA que algunos votos habría cosechado. Que con su pan y su pez se lo coman… López Obrador, mientras tanto, ofendiendo a la mayoría católica con un video, en el que una muchacha canta y baila con el “sacerdote” al pie del altar en una iglesia luego de comulgar...

You Might Also Like

1 comentarios