Últimas Noticias:
Loading...
, , ,

Muy importantes redescubrimientos

Share on Google Plus



Muy productiva resultó ser la visita de una persona de origen Japonés, quien enterado de la riqueza de las zonas arqueológicas de Jesús María y Arandas, se encuentra explorando y estudiando las mismas de una manera más profesional y científica.

Armado con equipos más modernos y de información proporcionada por los vecinos de las 2 zonas arqueológicas conocidas de Arandas, se supo que estuvo de visita con Francisco Navarro, quien tiene el enorme mérito de haber reunido una cantidad  enorme de piezas arqueológicas localizadas en derredor del Museo In Situ del Sauz de Cajigal del municipio de Arandas.

De la existencia de tal museo tan interesante ya hemos dado cuenta en otras publicaciones, pero lo novedoso del asunto es que cerca del Museo y en un lugar en donde no es conveniente especificar detalles, existen unas cuevas que Francisco Navarro conoce y ha visitado en donde existen dibujos y petroglifos o grabados en la piedra en interior de cuevas o cavernas cuya antigüedad y origen o naturaleza se desconocen hasta el momento.

Se supo que el Japonés estuvo de visita en dichas cuevas y armado de la información y medios tecnológicos que usa, se quedó altamente sorprendido de tales grabados en la piedra, pero resultaron tan misteriosos que no pudo obtener respuesta a las preguntas de a qué cultura pertenecen y cuántos años de antigüedad tienen, pero sí le causó un gran asombro e interés por compenetrarse de estos hallazgos.

Aunque se ha mostrado cierto interés por preservar el Museo del Sauz de Cajigal, la verdad es que le hace falta mucha más difusión para atraer el turismo que gusta de este tipo de cosas, porque habría que agregar que existen indicios que hacen suponer que esta zona tiene construidas algunas pirámides o construcciones que integraron una pequeña ciudad.

Las más de 6 mil piezas con las que cuenta el museo, no han sido clasificadas en su totalidad todavía por personal del INHA que ha estado en dicho lugar y todo se ha hecho con una gran lentitud.

Ahora que se conoce de más información, es urgente y pertinente que se preserve tal zona, se estudie por profesionales de la materia y se enriquezca con información lo ahí edificado. Debería la actual administración municipal respaldar dichos estudios y coordinar que haya una vigilancia suficiente para evitar el saqueo.

Y hablando de saqueo, por cierto la otra zona arqueológica de Arandas que se encuentra en el Cerro del Viborero por la carretera a Atotonilco, nos dimos cuenta que ha sido motivo de saqueo. Manos criminales e ignorantes han hecho excavaciones en esa zona y seguramente se han apropiado de piezas muy valiosas que servirían para identificar las culturas a las que pertenecen dichas construcciones, pues en ese sitio se puede observar a simple vista la figura de una gran pirámide, pero al carecer de vigilancia, se ha propiciado esta pérdida de objetos y el saqueo indeseable en este tipo de casos.

Es fácil suponer que si se gestionara  el apoyo y la presencia del INAH en estas zonas arqueológicas, sería una atracción súper importante que nos traería turismo no solo nacional, sino de cualquier parte del mundo donde existen personas a quienes les gusta y se interesan por nuestra cultura ancestral.

Ojalá que las autoridades hagan algo al respecto y no se siga perdiendo este valioso histórico pasado de nuestro municipio, sería muy triste desperdiciar ese valor.
Nos leeremos en la próxima entrega.

You Might Also Like

0 comentarios