Últimas Noticias:
Loading...
, , ,

Comenzó el bombardeo de las campañas

Share on Google Plus



Después del hartazgo que provocaron las “Pre-Campañas”, luego las “Inter-Campañas” (son de dar risa dichos periodos que fueron descaradamente campañas) ahora si “empiezan” las campañas pero con furor.

Digo con furor, porque ahora sí se desató la guerra de lodo. Muy pocas propuestas serias y definibles y muchos recados entre los 4 candidatos: Meade, Anaya, López Obrador y Margarita haciendo alusiones, muy pocas a lo que puede ser su proyecto de gobierno, pero en su mayoría invitaciones a debatir, descalificaciones, recordatorios de hechos acontecidos en donde se sacan sus trapitos al sol, pero el propósito es el mismo.

Lo malo es que no puede uno ya ver ningún programa de televisión de corridito sin que tengas que ver con mucha frecuencia las intervenciones de los candidatos y sus mensajes.

Yo me tomo el atrevimiento de sugerir que analicen con toda seriedad quién ha sido cada uno de ellos en la historia del país y saquen sus propias conclusiones. La memoria es el defecto de la mayoría de los mexicanos, carecemos de ella, pero tenemos que ponerla a funcionar porque eso será clave para identificar nuestra simpatía con aquel candidato que pensamos pueda sacar del enorme bache en que se encuentra a nuestro país, por la desconfianza generalizada que nos inspiran los políticos.

Los políticos profesionales saben muy bien cómo encauzar sus mensajes para atraer nuestro voto, la fórmula es muy sencilla, nos dicen lo que queremos oír, lo que tenemos ganas de que ocurra. Pero oh decepción, siempre nos dicen lo mismo y el problema está en descubrir quien cumplirá sus promesas. Ese es el verdadero problema.

Debemos tener mucho tino al emitir nuestro voto el próximo mes de Julio, pues lo único cierto de todo es que a quien elijamos le tocará la responsabilidad, no fácil, de conducir los destinos de éste país hacia el lugar donde merecemos y queremos estar. Por ello habrá que ser muy juiciosos y analíticos para no fallar. Otro sexenio que nos equivoquemos y quién sabe si lo soporte la gente de este país en paz.

Dice un refrán que “prometer no empobrece, dar es lo que aniquila”, así que la guerra de palabras y promesas estará en todo su esplendor para convencernos cada uno de los candidatos de que ése será el bueno, pero los antecedentes de todos ellos, nos darán una pista muy confiable para juzgar cuál de ellos debe ser el futuro presidente de México.

El entorno nacional e internacional inclusive no se ve fácil. No cualquiera podrá sacar a buen puerto esta nave que se llama México. Lo que sí es totalmente cierto es que el país debe cambiar de rumbo y asumir que no podemos darnos el lujo de caer en otra crisis más porque ni el pueblo ni las circunstancias lo soportarán en paz.

Tenemos graves problemas de la inseguridad, de salud, educación, empleo bien remunerado, los problemas de energía, y por si fuera poco tenemos a un vecino en el norte que está fuera de sus cabales y nos odia a tal extremo que desde antes de llegar a ser presidente de los Estados Unidos ya nos lo echaba en cara y lo gritaba a los 4 vientos. Ese es otro grave y delicado problema con el cual tenemos que lidiar, porque se trata del presidente de la Nación más poderosa del mundo con la cual compartimos más de 3 mil kilómetros de frontera, y no nos quiere ver ni de lejos.

Panorama difícil, sí. Así están las cosas y debemos ser analíticos e inteligentes para que nuestro futuro no empeore. Los que tenemos cierta edad avanzada ya no nos sorprendemos con las crisis, las hemos vivido y sorteado desde hace muchos años.

Por ello no debemos ser egoístas, pues aunque vamos de paso tenemos que pensar en nuestros hijos y nietos. ¿Qué clase de país y circunstancias les vamos a dejar como herencia?... ¡Aguas!

Nos leeremos en la próxima entrega.

You Might Also Like

0 comentarios