Últimas Noticias:
Loading...
, ,

¿Debates o de garrotes?

Share on Google Plus


Debieran ser confrontaciones de ideas; sustentación de propuestas y fundamentación de dudas. 

Eso deberían ser los debates entre aspirantes políticos.

Pero no lo son. No son confrontaciones de ideas, han caído en simplonas luchas libres, pero sin golpes ni marometas ni acrobacias.

Ni los “presidenciables”, ni los “gobernadores” y mucho menos los “legisladores” han alcanzado la talla que el electorado pensante se merece.

Los asesores de los aspirantes se han ido con la finta de “atraer” al electorado con ideas retrógradas. Lo que se ha visto en los pocos, pero muy opinados debates -en cualquier nivel-, es el lodo y la mugre que sobre los contrincantes se lanza. “!Acabemos con la persona; no importa su propuesta!”, pareciera ser la consigna de los cuartos de guerra.

¿Y las propuestas?

¿Y los cómos?

Esas cosas no importan, en estas campañas, en estos debates, lo importante -para los políticos- es cuántas cargas negativas le echan al de enfrente.

Se les olvida que, tras la jornada del 1 de julio, ellas y ellos deberán sentarse a la misma mesa, a comerse lo que cada uno ha llevado a la reunión…

Ahí les quiero ver. Abrazándose los unos a los otros, soportándose los hedores de unos, comiéndose las impurezas de otros.

En los casi dos meses de campañas electorales ya hemos visto casi de todo, pero más que debates, parece que los candidatos no se ponen al debate, parece que se ponen al garrote.

You Might Also Like

0 comentarios