Últimas Noticias:
Loading...

Felipe de la Torre, un alteño tapatío

Share on Google Plus


Don Felipe de la Torre nació en Tepatitlán y es creador de Mariscos Cozumel en Guadalajara, pero algo tienen estos mariscos que han sido visitados por políticos, futbolistas y artistas, tal vez la más conocida, Lucha Villa, que fue considerada como la reina de la canción ranchera y que se convirtió en una de las mejores amigas del alteño que llevó mariscos a la Perla de Los Altos.

Con sus 84 años de edad,  aún conserva esa sonrisa que le da confianza a sus clientes, estuvo casado 63 años con la señora Luz María Medina con la cual tuvo 12 hijos, de los cuales aún viven 11, emigró a Guadalajara porque en esa época había poco trabajo en su lugar de origen y fue así como emigró en 1960 y para 1961 se llevó a toda su familia, tuvo momentos muy difíciles, como aquel cuando trabajó en la Junta Local de caminos, porque había semanas que no le pagaban, pero gracias al apoyo económico de uno de sus hermanos que radicaba en Estados Unidos pudo salir adelante y aunque siempre había estado trabajando en la construcción, fueron los Mariscos Cozumel con los que saldría adelante, negocio que inició en el año de 1972 el día 4 de abril.

En este lugar ha tenido la satisfacción de recibir a grandes personajes como son Pepe Delgado, Chavarín, Campeón Hernández, El Pata Bendita, el Tubo Gómez, Brambila, Agustín Loza, Carbonelli, Chumpitaz entre otros, los que nunca acudieron fueron los de las Chivas, ya que estos  sentían que el suelo que pisaban no los merecía, además de la presencia de artistas como  Arturo Castro, Yolanda del Río, Banda El Mexicano, Huarachín y Huiarachón, Lucha Villa con la cual tuvo una muy buena amistad, Los Temerarios entre otros, tal vez el éxito de Mariscos Cozumel se debe a que todo el que llega es tratado igual y eso le gusta a la gente.

Don Felipe vive trabajando rodeado de sus hijos, Lupe, Carlos, Miguel, Susana, luz María,  Gabriela, Enrique Jorge,  Efraín, Rodrigo y Mercedes Judith, de sus nietos y bisnietos y todos ellos ponen su grano de arena para que este negocio siga funcionando, solo vive en el recuerdo de cada uno de ellos Ofelia quien falleció a la edad de 18 años por una insuficiencia renal.

Don Felipe es un hombre eternamente agradecido con Dios, tiene una fe ciega en el Señor de la Misericordia, tanto así que lleva 41 años en forma consecutiva formando parte de la peregrinación que se realiza de Guadalajara a Tepatitlán cada 25 de abril y en la mayoría como organizador, es un hombre de fe, un hombre que aún sigue extrañando su Tepatitlán, pero sobre todo, es un hombre de familia.

You Might Also Like

0 comentarios