Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Aristegui Vs Alfaro

Share on Google Plus



• Gobernador electo pateó el avispero

Las periodistas Anabel Hernández y Carmen Aristegui se metieron con el gobernador electo de Jalisco Enrique Alfaro Ramírez y hay problemas, y/o Enrique Alfaro se metió con las periodistas Anabel y  Aristegui y habrá más problemas.

No sé cuál de los dos bandos cometió el peor error. Enrique Alfaro es poderoso y meterse con Él podría traer consecuencias para las periodistas, pero las dos, Anabel y Carmen son valientes y están curadas de espanto. Como suelo decir yo en broma, que estoy acostumbrado a velar muertos con cabezas de cerillo, así ellas, parecen no tenerle miedo a nadie por poderoso que sea.

Anabel Hernández se dedica a investigar temas relacionados con el crimen organizado, especialmente el narcotráfico, ha escrito varios libros relacionados con el tema. Y Carmen Aristegui es una periodista antisistema que le ha hecho la vida de cuadritos al presidente Peña Nieto, y que contribuyó así a la mala fama de éste, entre otros temas con el de la Casa Blanca. Le hizo tanto daño que se convirtió en ídolo de los seguidores de AMLO, tanto que se ganó el apodo de Chairistegui.

Bueno pues resulta que Anabel Hernández hizo un reportaje en el que da a conocer que hay dos investigaciones contra Enrique Alfaro por sus posibles vínculos con el crimen organizado, concretamente con el Cartel Jalisco Nueva Generación, una por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos, y la otra por parte de la Marina Armada de México.

Aunque curiosamente -mañosamente diría yo-, dicho reportaje se publicó en el portal de Aristegui Noticias el día 30 de junio, justo un día antes de las elecciones, cuando ya no le podía causar mayor daño al candidato Enrique Alfaro. Como en cambio sí le causaron un daño irreparable al priista Arturo Zamora cuando fue candidato del PRI a gobernador. En aquel tiempo la PGR (de un gobierno panista) dio a conocer que había una investigación en su contra por sus posibles vínculos con el narcotráfico, lo que le costó perder la elección. Después dijo la PGR que hubo un error y que no había nada contra Zamora, pero ya le habían partido la madre en las urnas que era lo que se buscaba.

Bueno, en esta ocasión no fue así, el reportaje se publicó sólo un día antes de la elección, en un portal de internet, sin que hubiera tiempo para replicarlo en otros medios electrónicos como la radio y la televisión, mucho menos en los periódicos. Cuando lo vi, el mismo día de su publicación, me quedó la impresión de que se trataba sólo de una provocación, ¿de quién? no sé, lo que sé es que en la política nada es coincidencia ni espontáneo, el golpe fue de parte de alguien (se va a saber), pero se trataba sólo de provocar a Enrique Alfaro.

Y Enrique Alfaro cayó en el garlito. Si lo hubiera dejado pasar, el reportaje se habría perdido como tantos otros en internet, de los que se entera uno sólo si alguien le pasa el vínculo por alguna de las redes sociales (a mí me lo pasaron por WhatsApp), pero no, es un hombre impulsivo que tomó una decisión sin medir las consecuencias. Por eso decíamos en el segundo párrafo que no sé cuál de los dos bandos cometió el peor error.

Lo que hizo el ahora gobernador electo fue presentar una queja ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco al día siguiente de la publicación del reportaje de Anabel Hernández (temprano, cuando apenas empezaba la votación), argumentando que se trataba de propaganda electoral y exigiendo que el mismo fuera bajado de la red, retirado, que nadie lo pudiera ver pues.

Y los consejeros electorales, muy solícitos con Enrique Alfaro (no sé si sea la palabra más adecuada la de “solícitos” o debería de decir sumisos), le dieron curso a la queja cuando ya tenían lista la resolución para ser votada, sin que mediara discusión alguna, sin que nadie reparara en que no es atribución del Consejo Electoral ordenar que sea retirada una información de un medio de comunicación. La llamada veda electoral (del jueves al domingo previos a la elección), es para los candidatos y los partidos políticos, no pueden hacer propaganda durante la misma, pero no es para censurar a ningún medio de comunicación, ni para coartar la libertad de expresión, se trataba de un reportaje acerca de los posibles nexos de una persona con el crimen organizado, aun cuando dicha persona fuera candidato a lo que fuera.

Y sin mayor trámite le dieron lectura a la queja de Alfaro, a continuación al proyecto de resolución acerca de la misma, y a media mañana estaban votando los consejeros su aprobación para ordenarle al medio, Aristegui Noticias, que quitara ese reportaje de su sitio web.

¡No lo hubieran hecho!, de eso pide Carmen Aristegui su limosna, de que alguien le eche bronca para comprarla y agarrarlo de encargo. El miércoles de esta semana (en lo que prepararon la defensa jurídica), ya estaba Aristegui entrevistando a Anabel Hernández para que explicara lo que había pasado, y a un abogado de la organización internacional Artículo 19 dedicada a defender a los medios de comunicación, para que dijera qué es lo que procede.

Fue, por parte de Enrique Alfaro -me parece- como haber pateado un avispero. Ahí dijo Anabel Hernández que sostiene lo que dijo en el reportaje, que ni el Departamento de Justicia de Estados Unidos, ni la Marina Armada de México han desmentido lo de las investigaciones en curso (y los documentos que tiene en su poder) en contra del gobernador electo de Jalisco Enrique Alfaro, y que éste ha sido señalado desde hace muchos años, desde que fue alcalde de Tlajomulco, luego cuando fue alcalde de Guadalajara, y luego durante esta campaña al gobierno de Jalisco”.  Incluso, dijo, “hay mucha información en internet donde se hacían señalamientos de supuestos vínculos con el crimen organizado”.

Y agregó: “No fue el presidente Vicente Fox quien logró censurarme, no fue el señor presidente Felipe Calderón; no fue en su momento el ex secretario de Seguridad Pública Genaro García Luna y todos sus secuaces quienes intentaban matarme, no ha sido el señor Yarrington (el exgobernador de Tamaulipas que está en la cárcel a raíz de uno de los libros de Anabel), no han sido muchos otros gobernadores y políticos o empresarios a quienes yo he señalado en mis libros e investigaciones documentadas, y no va a ser en esta ocasión con el gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro”.

Así las cosas. Lo siguiente fue impugnar la resolución del Instituto Electoral ante el Tribunal Electoral de Jalisco, y dependiendo de lo que diga éste hay otras instancias a las cuales recurrir, el TRIFE y la Suprema Corte de Justicia. Y mientras, se seguirá hablando de los posibles vínculos de Enrique Alfaro con el CJNG. Lo único que logró con su queja fue atraer más los reflectores sobre su persona. Su condición de gobernador electo creo que no está en peligro, pero después… Hay varios exgobernadores presos.

You Might Also Like

0 comentarios