Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Hugo no se va

Share on Google Plus



La noche de este jueves Hugo Bravo rindió su tercer y último informe de gobierno municipal.

No hubo sorpresas. Todo sigue igual, todo fue como han sido las ceremonias en los últimos tres años en Tepatitlán.

El médico Hugo fue el mismo que ha sido, en campaña y en el gobierno.

De la administración municipal se pueden decir muchas cosas, buenas, malas, pésimas, excelentes. Todo depende del barrio, la delegación, la petición, la respuesta, la atención obtenida ante las peticiones, reclamos, solicitudes o propuestas del ciudadano.

La gestión que está por concluir está llena de variopintos, pero una cosa no cambió: la actitud de Hugo Bravo. Sigue siendo la misma persona, la misma personalidad.

Y como ocurrió desde la campaña, hay personas que simplemente no lo soportan; pero nadie, nadie en Tepatitlán puede acusarle por no haberle escuchado, por no haberle atendido (tardado en sus citas, pero siempre atendió).

El protocolo del informe fue corto, simple, como deben ser las cosas, en la vida y en la política. Después hubo una especie de exhibición de personalidades, abriendo oportunidades para que los colaboradores del alcalde se dieran a conocer, presumieran “sus logros”.

Hugo Bravo cierra su gestión como la comenzó: acompañado de su familia. Sus papás en primera fila. Sus amistades, sus colaboradores, la gente que le cuida, que le ha cuidado a Él.

La historia juzgará al alcalde, los ciudadanos tienen la mejor opinión del ejercicio de gobierno de quien rompió con el bipartidismo en Tepa.

A decir verdad, había fuertes expectativas por conocer cómo actuaría el Alcalde. Su personalidad fue sometida a un duro escrutinio al arrancar su administración; pero esos juicios no le cohibieron, no modificaron su carácter, su forma de ser ni su tono de voz.

Las malhechuras de la calle Hidalgo, la falta de transparencia en la adjudicación de contratos, las compras, los enroques en algunas dependencias, son algunos de los tantos temas de los que el alcalde debe responder al pueblo.

Pero, sin tener experiencia en la política, actuó como si fuera un experto: sumó a la oposición, la convenció de contratar deuda, de hacer obras, de regalar uniformes y zapatos escolares; sumó a sus detractores a las tomas de decisiones, en concejos, en sesiones, en juntas.

Las cosas no están bien en el Ayuntamiento. Hay muchas deficiencias, cierto. Pero a la mayoría de los tepatitlenses les parece que, aún a pesar de eso, el alcalde Hugo Bravo, tiene buena aceptación entre la población, que merece seguir en el escenario de la política. Y parece que así será… después de dejar la Presidencia le espera un cargo en el gobierno del Estado. 

You Might Also Like

0 comentarios