Últimas Noticias:
Loading...
,

Pepe González, una historia de éxitos

Share on Google Plus


• Fue un gran jonronero con Osos Blancos

• De magueyes a Pegueros llegaba en burro

Dio inicio la Liga Regional Alteña y con ese motivo contactamos a José González González, mejor conocido por la afición al mejor béisbol de la región como Pepe, muchos años jugó para Tepa con los Oso Blancos, Él es nacido en Magueyes el 30 de marzo de 1966, y dice que desde los 6 años acompañaba a su papá don Ramón aquí a Tepa, de Magueyes a Pegueros viajaban en burro y de Pegueros a Tepa en camión con los Troqueros, así se llamaba el equipo con el que jugaba su padre, con José Inés Gómez, siendo el mismo don Ramón quien le inculcara el deporte rey. 

Con mucho orgullo nos cuenta que lo entrenaba y como en el rancho no había con quien entrenar, lo ponía hacerlo en una piedra, quienes lo vieron jugar ya saben por qué adquirió esa habilidad para agarrar roletazos en la esquina caliente, desde muy chiquito fue invitado a jugar ya con los mayores, pues apenas con escasos 10 años y ya daba de qué hablar en la liga local del Valle, en la que luego luego destacó y ese mismo año le llegó el Niño Dios con sus spikes, su guante y un sin fin de cosas de béisbol.

De igual forma a los 15 años, don Jesús Vera mejor conocido como La Rastra, lo invitó a formar parte del potente equipo de Forrajes Pegueros, cediéndole su lugar un cañonero de nombre Agapito Muñoz en la esquina caliente, pues desde entonces ya se miraba que daría mucho de qué hablar en la liga, y con el bate, uf, también se veía que sería el tremendo tumba bardas, y así fue que fueron los hermanos Lozano don Rafael y Héctor que decidieron armar un trabuco para la regional de ese entonces, para darles batalla a los Pieles Rojas invitando a Pepe a formar parte de los Osos Blancos, siendo tremendo equipo que protagonizaban tremendas batallas con los Pieles Rojas, siendo Pepe en varias ocasiones el que se ponía el uniforme de héroe en esos encuentros.

Pepe tuvo muchos managers y nos cuenta que don Benjamín “la Chata” Cerda fue un mánager muy exigente al que le agradece, pues tenía excelente técnica para batear Pepe, pero “la Chata” se la mejoró formando un temible tumba bardas  por toda la región.

Preguntándole sobre sus mejores momentos dice que un partido de 3 cuadrangulares en Santa María del Valle, y una ocasión por ahí en Pegueros en que tenían la casa llena y perdiendo, se sube a platicar con el pitcher Jesús Jiménez diciéndole Pepe poncha a este y al otro domínalo para doble play ahí conmigo, y así fue, después en esa misma entrada Pepe le dijo bye bye a doña blanca con la casa llena, otro de 4 cuadrangulares en Valle, que nada más 4 peloteros pueden decir eso, y lo que más gusto le dio volver a recordar fue una final para coronarse campeones aquí en una clásico Osos contra Pieles, un jonrón que le pegó a un pitcher de excelente calidad  con la casa llena y perdiendo con 3 carreras Gonzalo Hernández que venía de Guadalajara y en esa novena entrada llegó al relevo con dedicatoria para Pepe, que lo recibió con tremendo tablazo por todo el central ahí en el colegio Morelos para darle así la vuelta al juego y quedar campeones, los apostadores le llenaron el casco de propinas.

Al igual ya como mánager de Pegueros en la Regional su primera temporada llevó a Pegueros al campeonato, pero su mayor satisfacción de ese año dice que fue el debut de Tony de la Torre, pues debutó con un cuadrangular en su primer turno al bate en Lagos de Moreno. 

Le preguntamos por qué no jugó en la Liga Mexicana, a lo que contestó que sí se lo llevaron a Pastejé, pero no pudo quedarse porque bien claro le dijeron que ahí se quedaban los de dinero que apoyaban a la academia, y Pepe siendo humilde se regresó a Tepa a seguir pegando cuadrangulares. Él siempre fue muy humilde, nunca cobró por jugar, le daban sus gastos y a final de temporada una propina al igual que a todos, no hubo privilegios para Él siendo el cañonero, no era nada rencoroso, pues por ahí se le recuerda en una ocasión una jugada en una final en San Ignacio en tercera, muy fuerte con Héctor Mojica (qepd), que se prendieron los ánimos llegando a los golpes ambos, vaciándose las bancas y al siguiente domingo antes del juego estaban ambos muy contentos platicando antes del juego pidiéndose disculpas.

El mensaje de Pepe para las nuevas generaciones es que no porque tengan un buen juego o una buena temporada ya quieran cobrar, pero eso sí, no debe de ser que sean varias temporadas que hablen con su bate y guante, es uno de los principales motivos por los que no llegan a nada, de igual forma los invita a que no se eleven sobre los demás, que sea el público que los cobije con sus aplausos.

Pepe era muy querido en cualquier campo o pueblo donde jugaba, antes y después del juego era muy solicitado, el dio siempre el todo por el todo con el equipo de sus amores por muchos años  los Osos Blancos aquí en Tepa, por eso se le recuerda como uno de los mejores toleteros de la región nacido en la región. Un fuerte abrazo Pepe y que Dios te bendiga.

You Might Also Like

0 comentarios