Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Resistencia legítima

Share on Google Plus



• La dictadura es un hecho; van por el Ejército

La intención de implantar una dictadura en México es clara. Las señales que está enviando el lopezobradorismo son inequívocas, no tienen otra interpretación. Los acontecimientos políticos recientes lo ponen de manifiesto. El fanatismo irracional de sus legisladores que lo van a secundar, es evidente. Las libertades van a ser conculcadas. La opresión está a la vista. No queda otra cosa qué esperar, sólo prepararse para la resistencia... O disponerse a vivir de rodillas.

La imagen de la mayoría de los legisladores, de Morena, gritando a coro en el Congreso “¡Es un honor, estar con Obrador!” es la mejor muestra de su fanatismo e ignorancia de la División de Poderes en nuestro sistema de gobierno, parecen ignorar que ya pasó el proceso electoral y que ganaron, siguen en campaña, no están ahí -es la señal que envían- para servir a todos los mexicanos, sino para complacer a un solo hombre, para acatar las órdenes de su líder cualesquiera que éstas sean.

En el pasado reciente, hace sólo 80 años -recuerda De Mauleón- la subordinación total al líder único, la falta de pensamiento crítico y contrapesos, se convirtieron en una tragedia mundial que causó millones de víctimas, fue la mayor conflagración en la historia de la humanidad, a la que fue conducida ésta por las ideas de un hombre, al que seguían y obedecían ciegamente otros hombres, como los que integran ahora la mayoría de los diputados y senadores en México.

Esa es una señal inequívoca. Otra, el Tribunal Electoral anuló la millonaria multa que había decidido imponer el INE a Morena, por el fraude cometido por este partido con un fideicomiso creado supuestamente para ayudar a los damnificados del temblor de hace un año, pero que en realidad sirvió para fines electorales mediante la compra de votos. Lo conducente hubiera sido en todo caso, que el TRIFE le devolviera el asunto al INE con la instrucción de investigarlo más y argumentarlo mejor. Pero no, simplemente decidió que López Obrador actuó de buena fe y que su partido no merecía multa alguna. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación al servicio del Dictador, que aún ni toma posesión del cargo.

Las televisoras y medios impresos más importantes del país, como Milenio y Reforma -otra señal-, comenzaron a deshacerse ya de voces críticas que en el pasado reciente cuestionaron a Andrés Manuel López Obrador. Y Twitter está haciendo lo propio, suspendiendo las cuentas de aquellos que no simpatizan con el mesías que piensa gobernar hasta que se muera y lo que es peor, tras de su muerte nos dejará en el poder a alguno de los comunistas fanáticos que lo han empujado a esta aventura.

Con el control pues del Poder Ejecutivo, que encabezará; del Poder Legislativo en manos de fanáticos incondicionales que consideran un honor servirle; del Poder Judicial en manos de magistrados lambiscones, que ponen sus intereses y privilegios por encima de los intereses de la nación; y de los medios de comunicación (electrónicos, impresos y redes sociales), ¿qué le falta al Presidente de la República electo para convertirse en dictador?

Le falta una cosa, el control de las Fuerzas Armadas, pero ya está previsto. En EstadoMayor.mx, el blog de información militar y seguridad nacional, se da a conocer que ya hay una Iniciativa de Ley para transformar al Ejército, que el nuevo gobierno enviará al Congreso para su aprobación inmediata con la mayoría absoluta que tiene, reforma que pretende acabar con el Fuero Militar y reestructurar la cadena de mando, eliminando grados y nombrando a un civil como Secretario de la Defensa, para “democratizar” al Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, que quedarían así bajo un solo mando, incondicional de López Obrador.

No puedo imaginar el descontento que va a provocar al interior del Ejército esta Iniciativa de Ley, sobre todo el apartado relacionado con suprimir algunos grados militares, como los de Sargento Segundo, Capitán Segundo, Teniente Coronel, General de Brigada y General de División, con sus equivalencias en la Fuerza Aérea y la Marina. La aspiración de todo militar es ascender de grado y retirarse del servicio con el más alto posible para efectos de su pensión, y si ya no va a haber Generales de Brigada ni de División… Tan sólo tenientes coroneles hay ahora miles en el país. No sé si López Obrador ya midió la inconformidad que esto va a provocar y si lo logre. Pero la dictadura lo va a intentar, porque las Fuerzas Armadas son lo único que no tiene aún bajo su control.

¿Y qué nos queda a los demás, a las mujeres y los hombres libres de México?  Nos queda la resistencia como en Venezuela y Nicaragua, donde muchos están prefiriendo morir de pie antes que vivir de rodillas. Nuestra resistencia puede y debe ser pacífica hasta donde sea posible, pero es urgente dar los primeros pasos en ese sentido.

¿Cómo?, para empezar utilizando como plataforma a las redes sociales (hasta donde nos lo permitan), creando grupos de 10, 20, 30, 40 personas o más, amigos, compañeros, familiares… para estar en comunicación constante para recibir y transmitir novedades, publicaciones,  manifiestos, convocatorias, lo que sea que tenga que ver con la dictadura y la resistencia, grupos de whatsapp y de twiter a los que deberían seguir esas 10, 20, 30, 40 o más personas, todas seguidoras de una y una de todas, como receptoras y emisoras. El que no la tenga que abra una cuenta de twitter, si 40 personas reciben un mensaje de interés y lo replican, otras 10 por cada una de ellas lo recibirán y se enterarán así 400 personas, y si se repite el RT llegará a 4 mil y posiblemente a 40,000. Y si hay varios grupos iniciales así en todo el país, la resistencia será más difícil de vencer.

Es lo menos que deberíamos hacer por lo pronto, como un principio,  estar enterados de cada cosa que pasa y difundir lo que sea necesario. Ya si con el tiempo las cosas se ponen más difíciles y es necesario atender a una convocatoria,  es probable que de los 4 mil o los 40,000 sólo cuarenta estén dispuestos a salir a la calle, pero con 40 de aquí, otros 40 de allá y los de acullá, se reunirá un buen número para protestar y exigir que sean respetadas nuestras libertades. 

En qué va a parar todo esto no lo sé, quizás algunos tengamos que morir, como los que murieron en Cuba y los que están muriendo en Nicaragua y Venezuela, pero es tiempo de tomar decisiones y partido. Si me van a quemar vivo en un linchamiento (los usos y costumbres que defiende y apoya López Obrador) que sea por algo.

Hombres y mujeres libres de México: Recordemos y honremos la memoria de Gandhi, Mandela, Walesa y tantos héroes que defendieron con todo su libertad y sus derechos. Los mexicanos no somos menos. Resistencia ya.

¿Le parece una exageración este llamado a la resistencia? Guárdelo unos meses y luego hablamos.


You Might Also Like

1 comentarios