Últimas Noticias:
Loading...
,

Se les ofrece hogar, trabajo y comida, pero no lo aceptan

Share on Google Plus


Jodidos pero jodiendo

• Prefieren pedir limosna, porque lo que quieren es dinero fácil

Por las calles del centro de la ciudad se puede ver a distintas personas en situación de calle, algunas ya viejos conocidos por los tepatitlenses y otros que de repente aparecen por la zona, sin embargo hay distintas asociaciones y patronatos dedicados a ayudar a los más necesitados, aunque  muchos de ellos rechazan la ayuda ofrecida.

Más de 30 asociaciones hay en la ciudad y sus delegaciones que tienen a cargo a distintos sectores de la población, el Centro de Salud Integral, el Banco de Alimentos, el Espacio Grato para la Tercera Edad, ANSPAC, entre otros que se dedican a la población más vulnerable de Tepatitlán.

Y aunque son miles de personas a los que ayudan, por ejemplo el Banco de Alimentos provee de despensas a 4 mil familias al mes, en el Espacio Grato para la Tercera Edad les dan alimentos, los ponen a hacer actividades y tienen personal que está atento al cuidado de cada habitante de la casa, lo cierto es que también hay muchas personas que se niegan a recibir el apoyo porque en esos lugares no les dan limosna.

El Sr. Cura Emiliano comentaba a sus feligreses durante el sermón de la misa de 6 en la Parroquia de San Francisco, “He tratado de ayudar a algunas personas que de plano no quieren la ayuda, los he llevado al Espacio de la Tercera Edad y se salen, porque dicen que ahí no tienen a quien pedirle dinero, en el caso del Banco de Alimentos siempre hay trabajo qué hacer, “cuando los veo necesitados pero que pueden trabajar, les digo que ahí en el Banco de Alimentos se necesita gente para embolsar la despensa, aparte de que te pagan, te dan de comer, y pues no, tampoco quieren.”

El Espacio Grato para la Tercera Edad tiene una capacidad para 160 adultos, con 80 habitaciones dobles, actualmente solo hay 16 cuartos ocupados. En la casa no necesariamente tienes que vivir ahí,  las personas que trabajan todo el día pueden dejar a sus papás o abuelos de la tercera edad en el lugar al cuidado de las madres del lugar, ahí serán alimentados y habrá actividades para que ellos no se la pasen inactivos y tristes, y después recogerlos para irse a dormir a su casa.

Y es que para el padre Emiliano hay mucha gente bondadosa en la ciudad, gente que aparte de apoyar económicamente, apoya con su presencia  en las distintas asociaciones, todo para la ayuda de jóvenes, adultos y personas de escasos recursos, pero se han topado con personas que aunque necesitan la ayuda no la quieren. 

“A una señora le propuse darle empleo limpiando las instalaciones de la iglesia a cambio de que dejara de vender dulces y que su marido dejara de pedir limosna, no quiso, y eso que le dije que en una hora terminaba de limpiar”, comentó el Sr. Cura una vez acabada la misa al preguntarle sobre el tema de las asociaciones. 

“Necesitamos que los corazones se vuelvan blandos, que los empresarios nos ayuden, que la gente se acerque a las asociaciones, para seguir ayudando a la gente que sí necesita y quiere ser ayudada, ahora los que están acostumbrados a pedir limosna, seguirán haciéndolo, depende de la gente que les den o no, yo les recomendaría que no lo hicieran”, finalizó el párroco.

You Might Also Like

0 comentarios