Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Segunda caída

Share on Google Plus



Dicen los que dicen, que sólo las personas caemos dos veces en el mismo hoyo, que tropezamos de nuevo con la misma piedra.

Dicen también que nunca fueron buenas segundas partes.

Se dicen muchas cosas, y para eso hemos estado aquí, para decirlas, para contarlas, para comentarlas.

Y debemos compartirle al amable lector que, otra vez hemos aceptado el reto, por segunda ocasión, de encargarnos del área de Promoción Económica del municipio de Tepatitlán.

Hace 12 años, en condiciones diferentes, nos adentramos a esa espesa masa de la burocracia tepatitlense. La evaluación de lo hecho está en manos de los ciudadanos.

Ahora, ya con más años encima, algo más de experiencia de vida y muchos, muchos conocidos más, volveremos a esa oficina, que por cierto nos tocó “gestionar” dinero para acondicionarla, equiparla y operarla.

Los reporteros somos, en cierto grado, servidores públicos pagados con dinero privado (anunciantes y patrocinadores); a partir del 1 de octubre próximo, nos sumamos al equipo de Nena de Anda en la administración municipal.
  • - ¿Y qué necesidad tienes de entrar al gobierno?, me preguntó alguien a quien quiero mucho.
  • - Ninguna necesidad, por ello acepto el reto, porque no tengo la necesidad.
 El periodismo es servicio público. Los encargos en el gobierno también lo son. Me cambio de banqueta. Y eso no cambia nada en nuestra forma de pensar, de actuar, de creer.

Seguimos pensando que el gobierno debe ser un ejercicio para atender a los más necesitados, sí, pero también a los que necesitan poco.

Por respeto al oficio, por respeto a los lectores (ya lo dije en la Radio Alteña también) me retiro de la participación reporteril. El agua y el aceite no se mezclan. No se puede chiflar y comer pinole.

Nos toca, otra vez, desde adentro, desde la “gorda, fea e inoperante burocracia”, aportar un granito o granote de arena. Confiamos en tener el respaldo del cuerpo edilicio, de “los que llegamos” para cambiar esa densidad, esa masa, que se mueve lenta, que se mueve poco, en la atención del pueblo.

Y no puede cambiar nuestra exigencia de siempre: Que los funcionarios funcionen, y nos tocará funcionar, o retirarnos. Atender al pueblo, acompañar al ciudadano en sus inquietudes, necesidades, aspiraciones, desde el área del fomento a la economía (familiar, barrial, cooperativista, empresarial, corporativa).

 Tener más y mejores empleos es todo un reto. No le toca al gobierno generarlos, pero sí puede la gente del gobierno facilitar las inversiones, poner las condiciones para que se atienda un reclamo social: “la economía”, que después de la seguridad y los servicios, es uno de los temas más solicitados por el pueblo.

Dejamos pues, este espacio, de forma temporal, como temporal es la función pública, y la vida misma.

Nos leeremos pronto, espero, pues no escribir, no reportear, es para algunos de nosotros, como no beber café, como no sentarnos a platicar con los amigos…

Hasta pronto.

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Segunda caída....en la incongruencia y bipolaridad con la que usted se conduce. Que lejos esta usted de ser un periodista imparcial y congruente.

    ResponderEliminar