Últimas Noticias:
Loading...
,

Chuy Torres era campeón un día sí y al otro también

Share on Google Plus


• El mejor jardinero central que ha habido en la región

Jesús Torres, pelotero local récord, es el único de la dinastía que todavía juega. Nació el 25 de marzo de 1972 y desde que tiene uso de razón juega al deporte rey, y luego luego le entró el gusanito de los aditamentos, consiguiéndolos en Guadalajara con los conocidos del  béisbol, pues él deseaba sus spikes de metal y un guante (manilla) de 17 pulgadas para jugar en el jardín central, pues su jugador favorito de ese tiempo era Devon White de los Azulejos de Toronto, él siempre lo quiso emular y al paso de los años lo logró, convirtiéndose en un jardinero central que conocía a la perfección al bateador, pues según el bateador se arrimaba o se juntaba con los demás jardineros con tremenda colocación, donde él se paraba ahí iba el batazo y cuando no al trueno y corría como para alcanzar el camión, ganándose el respeto de los peloteros tepatitlenses pues Chuy Torres tiene en su haber 21 campeonatos con 4 consecutivos de punta a punta y ese año lograron 51 juegos ganados consecutivamente, en 24 años de historia del equipo de Rebeldes, siendo su mejor atrapada a batazo de José Luis Álvarez, el cátcher peguerense, esa atrapada es la mamá de todas las que se le vieron, aun robando jonrones.

Después también alternó en la Liga Local del Valle, donde jugó alrededor de 16 años y donde se dio a conocer por toda la región con sus atrapadas y con el bat. 

Era muy habilidoso, siempre un primer bat nato, era el pelotero que con él se podía tocar la bola, hacer el hit at run, tocaba la bola corriendo a las mil maravillas, por ahí recuerda un año que fue campeón el sábado en la Liga Local Sabatina y luego el domingo se fue a jugar la final en la del Valle y también allá fue campeón, o sea sábado y domingo, en 48 horas fue campeón 2 veces, en la Liga del Valle logró 4 campeonatos y 3 subcampeonatos en 16 años de trayectoria, al igual nomás 2 años metieron equipo a la Regional donde sin ton ni son pasaron los Rebeldes donde siempre jugó nuestro amigo en el equipo familiar y de sus amores, pues también jugaban sus hermanos Noé, Nacho, Joel y uno muy allegado a la familia el güerito, una satisfacción que todavía no se le olvida fue en la serie final de 1987 contra el trabuco de Camarena, donde fueron apaleados en el primer juego y para el segundo ya no se sentían seguros, pero los alentaron con las porras familiares y amigos logrando darle la vuelta para ganarles el segundo y el tercero y así quedar campeones.
No hay que pasar por alto sus 9 reconocimientos como el mejor jardinero central, no había quién le corriera a home, pues fracasaba o tenía que ser muy lejos su fildeo de la bola.

Su mayor desilusión fue cuando les desbarataron su equipo, pues no los dejaron jugar juntos a los hermanos Torres, el equipo se desbarató y para terminar su mensaje para los jóvenes, es que aprovechen que J. Luis Gutiérrez tiene el equipo de la Liga Regional, que sean inteligentes y no desaprovechen cuando los llama, Chuyito para los amigos un abrazo mi amigo.

You Might Also Like

0 comentarios