Últimas Noticias:
Loading...
, , , , ,

Maldita prensa fifí

Share on Google Plus




Tuve un patrón en Veracruz que me enseñó que no hay que escribir enojado. “Sóbate el hígado -me dijo- hasta que se te pase, porque si escribe uno enojado dice puras pendejadas”. Funcionó por algún tiempo pero hay enojos que no pasan. Me sobé el hígado el domingo, el lunes, el martes y el miércoles de esta semana para no escribir enojado y no decir pendejadas, pero creo que si dejo pasar más tiempo me voy a enojar mucho más. Estoy muy enojado contra la maldita prensa fifí que inventó un supuesto desabasto de gasolina en el país que trae a muchos, muchísimos mexicanos desesperados.

“No hay desabasto de gasolina en el país”, dice el presidente López Obrador. “No hay desabasto” repite mi compañero Tabasco. Pero otro amigo, Eduardo, que vive en Guadalajara y que viaja constantemente a Tepatitlán (por lo menos cada semana), nos dice a través de TW que recorrió diez gasolineras en aquella ciudad y estaban cerradas por falta de combustible. No entiende Lalo que es sólo una ficción, un invento de los malditos medios de comunicación mezquinos, propiedad de los conservadores neofascistas y canallas que lo hacen sólo para molestar al Presidente; no entiende y sigue tuiteando: “Caos en Valle de Atemajac y Servidor Público por cargar gas”. Pobre Lalo, es víctima de los fifís hipócritas y corruptos y ve cosas que no existen como el mentado desabasto.

Muchas personas como este amigo recorren las gasolineras buscando una que esté funcionando, y cuando la encuentran tienen que hacer fila durante una hora o dos, o más, hasta que les toque llegar a la bomba despachadora, lo mismo en Jalisco que en Guanajuato, Querétaro, Puebla, Michoacán, en el Estado de México y a partir de este martes incluso en la Ciudad de México, en varios estados, en diez por lo menos. Pero el presidente López Obrador dice que hay suficiente gasolina en el país y que no hay desabasto.

Los que creen que sí lo hay lo atribuyen a diferentes causas, unos a que con el fin de combatir el robo de gasolina o huachicoleo, el gobierno ordenó cerrar los ductos que transportan el combustible de las refinerías a los centros de distribución, para transportarlo en pipas y autotanques aunque esto cueste 14 veces más. Por cierto, la empresa Excellence Freights de México, que forma parte del grupo IDESA tiene 46 autotanques y una de las accionistas es la señora Elisa Margarita Gutiérrez, esposa del ingeniero Javier Jiménez Espriú. Se calcula que IDESA se ganó ya 7 mil millones de pesos importando y distribuyendo gasolina durante lo que lleva el desabasto por parte de Pemex. Qué coincidencia ¿no? Digo, debe ser mera coincidencia porque en el gobierno de la Honestidad Valiente se acabó la corrupción desde el 1 de diciembre.

Otros aseguran que en realidad hace falta combustible porque el nuevo gobierno decidió dejar de comprar gasolina y crudo en el extranjero. Desde septiembre la hoy secretaria de Energía, Rocío Nahle y el que sería director de Pemex Octavio Romero, fueron a ver al entonces director de la Paraestatal Alberto Treviño para llevarle un recado del presidente electo López Obrador, que cancelara la anunciada compra de un millón 400 mil barriles de crudo a una empresa norteamericana de Texas, el funcionario les contestó que no se podía hacer eso porque se pondría en riesgo el abasto durante la época de fin de año y que no lo haría, que ya que entrara el nuevo gobierno en diciembre hicieran lo que quisieran. Al recibir la respuesta López Obrador se enfureció y así lo dejó ver en su cuenta de twitter. Entró el nuevo gobierno y lo hizo, suspendió las compras al extranjero y en estos momentos no hay ni gasolina ni crudo suficiente para transformarlo en las refinerías.

Para otros, los de la secta de los Testículos de Pejehová, todo es especulación, solamente no hay gasolina donde la que vendían era robada, y en otras -dicen- es sólo la histeria colectiva creada por la maldita prensa fifí la que provoca las colas, la espera y el encabronamiento colectivo. “¿No que no íbamos a estar como en Venezuela -dijo ante la cámara un hombre entrevistado por Imagen Televisión-, no que no?, gracias Peje”.

Esto es más notorio en Redes Sociales que en la televisión. Lady Corrales, una usuaria de twitter dice: “CALMENSE UN CHINGO. El transporte público sigue funcionando, no hay desabasto de bienes ni comida, paren de mamar. Solo hay menos gasolina y no les pasa nada si unos días utilizan el transporte público. Nada más por convivir a ver qué pasa con la estrategia del señor éste. Y ya”. Y otros le contestan que los taxis y las combis del transporte público también utilizan gasolina, y las ambulancias, y las camionetas que transportan materiales, vegetales, alimentos y demás abarrotes, que deje de mamar ella. Al respecto la CONCANACO advirtió ya sobre un posible desabasto de víveres, así que la situación podría tornarse aún más grave, las siguientes filas podrían ser en los súper mercados para conseguir arroz, frijol, azúcar, carne (el que aún tenga para comprarla), leche, papel higiénico… igualito que en Venezuela. ¿Verdad que sí era un peligro para México?

Y a propósito de la televisión, yo de plano ya dejé de ver el noticiero de Loret en la mañana. Primero porque diario, diario, diario dan las mismas noticias: lo que dijo López Obrador, lo que dijo Trump, los migrantes y el clima que no cambia. Y ahora, durante este periodo de la falta de gasolina, cuando presentan un pedazo de la conferencia de prensa mañanera me da un coraje ver a López Obrador diciendo que no hay desabasto, que aguanten, que comprendan y apoyen sus medidas y que hay suficiente gasolina en el país… Me da un coraje verlo y oírlo mintiendo descaradamente y sonriendo mientras lo hace, es el mayor mentiroso y cínico que he conocido, verlo y escucharlo me revuelve el estómago, vomito a López Obrador. Lo bueno es que se le nota que ya anda en las últimas el viejito, casi casi agarrando pista, en cualquier momento se acuerda Dios de Él y nos libra de esta pesadilla.

Peeero mientras tanto… Y lo más cañón es que aún hay personas que todo se lo justifican (los hay en la oficina del 7 días donde son muy, muy poquitos los que trabajan), hasta la falta de gasolina dicen que está bien, o que no hay desabasto, aunque ya se quedaron sin combustible algunos expendios en San Miguel el Alto, San Julián, San Juan de los Lagos, Tepatitlán… Bueno, ya le prendieron fuego a una gasolinera en Ocotlán.

No hay desabasto, pero tampoco hay gasolina. ¿Quieres conocer a Andrés?, deja que gobierne un mes. Y pensar que prometió que bajaría el precio de la gasolina… Cae más pronto un Obrador que un cojo.

You Might Also Like

0 comentarios