Últimas Noticias:
Loading...
, ,

La opinión pública en RS

Share on Google Plus



¿Qué piensa usted de las llamadas Redes Sociales (RS)? Les pregunto a los adultos, por eso utilizo la palabra “usted”. De los jóvenes ya sé que son nativos digitales y que el gusto por las Redes Sociales viene incluido. Entre los adultos, digamos de los 35 años para arriba (porque a esa edad todavía se es joven), su opinión sobre el particular depende de su edad, su ocupación, su coeficiente intelectual, sus deseos de aprender cosas nuevas o no, depende de muchas cosas.

Algunos como yo somos inmigrantes digitales por necesidad, tuvimos que entrar a la era digital porque no nos quedó de otra. Aún recuerdo cuando hace poco más de 25 años me obligaron a usar una computadora.

- Ayúdame con esta nota” -me dijo un día mi jefe en la Sala de Redacción en Guadalajara.
- Seguro, nomás consígueme una máquina de escribir…
- Qué máquina de escribir ni qué la chingada, ahí están las computadoras, agarra una…
- Oye pero yo no sé usar una computadora...
- Pues a ver cómo le haces… ahí te fijas cómo le hace el de al lado y si se te atora algo le preguntas.

¡En la madre…! Pues quise que no me senté frente a la máquina, le pregunté al de al lado cómo se usaba esa madre, medio me explicó y con un ojo a mi teclado y otro al de él para ver cómo le hacía, empecé a hacer mi primera nota en una computadora.

Ya después en 1998, cuando echamos a andar el Semanario 7 días en Tepatitlán, como dicen y dicen bien que la carga hace andar al burro, aprendí a utilizar además otros programas: de diseño, de ilustración, para hacer cuentas, etc. Luego me fui otra vez a Veracruz en el año 2002 para fundar allá una revista y a dirigir ¡otra vez! El Diario del Sur, y allá descubrí un fenómeno interesante: Incluso gente inteligente, muy inteligente y culta, se resiste y se niega, a veces rotundamente, a usar una computadora.

Me tocaron dos casos, de dos colaboradores del Diario. Uno abogado y el otro maestro, muy cultos los dos. Poeta y excelente redactor el primero; filósofo, educador, escritor y político el segundo, además de ser un orador elocuente. Con decirle que éste fue diputado, líder de una de las más fuertes secciones del SNTE, y una vez retirado de la política construyó su propia escuela preparatoria, la mejor de la ciudad, para vivir de eso. Muy cultos ambos sin duda, estudiosos, buenos los dos, como articulista el maestro y como cronista el licenciado.

Y sin embargo ninguno de los dos quería escribir su colaboración en una computadora, lo hacían en alguna vieja máquina de escribir. Con el abogado había más confianza (tiene menos años que yo) y a mentadas de madre lo obligué al cabo de un tiempo a que lo intentara, lo senté frente a una computadora y comencé a explicarle cómo hacerlo, y a lo largo de algunas cuantas semanas aprendió. No se ha comprado una computadora aún, pero ahora escribe sus crónicas y sus demandas en un ciber-café. Con el maestro había y hay más respeto y sólo le insinué varias veces por qué no aprendía a usar una computadora, me dio miles de explicaciones y finalmente me dijo que lo haría, pero no me dijo cuándo.

Interesante. Parece ser cosa de la edad. Por regla general entre más años tiene una persona menos le interesa aprender cosas nuevas (dije por regla general) y no sólo eso, muchas personas se resisten a hacerlo, no quieren saber ya nada de los avances tecnológicos y científicos y prefieren preguntarle a sus nietos cómo funciona el maldito teléfono celular que leer el instructivo. Usar el internet ya ni se diga, y de las RS ni hablar.

Sin embargo otros, aún viejos como yo, o tienen la inquietud de aprender y usar las nuevas herramientas para estar al día, o se ven obligados por su ocupación, como la mía que es la de comunicar. Hasta hace poco yo sólo usaba el correo electrónico, la mensajería de Whatsapp y le pegaba a la navegación en internet, las Redes no me interesaban. Acabo de descubrir, sin embargo, que el futuro de México podría depender de éstas. La opinión pública está ahora en las Redes Sociales, sobrevive y es fuerte.

Son las RS, me parece, uno de los tres contrapesos que tiene el actual régimen autoritario, o el gobierno de un solo hombre como le llaman, los otros son, uno los diputados, senadores y gobernadores de oposición que se opondrán a reformar la Constitución para permitir la reelección, y el otro la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que está enfrentada al Ejecutivo y que ya le ganó la primera Controversia, el INEGI va por la segunda.

Los tres contrapesos: las Redes Sociales, los legisladores y gobernadores de oposición y la SCJN son importantes, pero el primero parece ser, si no el más importante sí el más espectacular y el único que tenemos a nuestro alcance los ciudadanos de a pie, en el que podemos participar todos. Por eso todos los medios de comunicación tienen sus propias RS (las del 7 días funcionan muy bien).

No todas las Redes tienen el mismo peso e influencia, el Facebook es más usado para el chisme, para estar en contacto con familiares y amigos, para el cumpleaños, para presumir, pero no para opinar. Instagram se usa un poco para ambas cosas, para opinar (gráficamente sobre todo) y para la relación social entre sus suscriptores; y el Twitter, ese sí es usado casi exclusivamente para opinar, para el debate, de ideas o con insultos, para la denuncia, para la difusión de mensajes, de oposición o de apoyo. Y tiene mucho peso.

Creo que la opinión pública está ahora en el Twitter y pesa. Por las tendencias que ahí se dan fue que no viajó a Puebla al Presidente al sepelio de la Gobernadora; por lo mismo destituyeron a la subdirectora del CONACYT que es diseñadora de modas y que nada tenía que hacer en ese puesto; por la presión de los tuiteros renunció también otro subdirector de la misma institución, encargado de coordinar la comunicación cuando va apenas en tercer semestre de la carrera. Y por esas mismas tendencias, por los llamados hashtag  (como #10MarzoProtestaNacional), por lo que escribimos y denunciamos todos los días en esa red muchos tuiteros, es que se enoja todas las mañanas el presidente Andrés Manuel López Obrador, no lo dejamos gobernar a gusto y diario hace corajes.

Por eso le preguntaba yo al principio ¿qué piensa usted de las Redes Sociales?, porque para mí es en éstas donde se va a dar la batalla más importante de esta guerra, entre la libertad y los enemigos de México que nos la quieren quitar. Ésta es la lista de ellos, que publiqué en un tuit que ha sido muy replicado: Epigmenio Ibarra, Paco Ignacio Taibo, Yeidcol Polevnsky, Héctor Díaz Polanco, John Hackerman, Katu Arkonada, Abraham Mendieta, Mario Delgado, Ricardo Monreal, Federico Arreola, José Merino, Hernán Gómez, Pedro Salmerón, Nacho Rodríguez, Antonio Attolini, Beatriz G. Muller, Fernández Noroña, Jiménez Espriú, Marcelo Ebrard, Martí Batres, Olga Sánchez Cordero, Rocío Nahle, Salgado Macedonio, Tatiana Clouthier, Vero Islas y Andrés Manuel YSQ.
Si no coincide usted conmigo en que son éstos los enemigos de México, está en su derecho y respeto su posición. Me puede insultar incluso, ya estoy acostumbrado.

You Might Also Like

0 comentarios