Últimas Noticias:
Loading...
, ,

¡Plop!

Share on Google Plus



Los funcionarios del gabinete de la Cuarta Transformación, o la Transformación de Cuarta como le dicen, cuando hablan públicamente quién sabe si lo que dicen es a título personal, alguna ocurrencia, disparate, chascarrillo, lo que les informan sus achichincles o es la postura oficial del gobierno federal. En cualquiera de los casos es terrible lo que declaran y ponen los pelos de punta a más de alguno.

El secretario de turismo dijo alguna vez que el aeropuerto de Santa Lucía -si es que lo construyen- sería solamente para vuelos internacionales y el actual de la Ciudad de México para vuelos domésticos. Tuvo que salir a desmentirlo el de Comunicaciones y Transportes (que a sus 80 y tantos años aún tiene momentos de lucidez, aunque pocos) y decir que de ninguna manera un aeropuerto va ser para una cosa y el otro para lo otro.

Beatriz Gutiérrez, que oficialmente no tiene ningún cargo pero aunque ella diga que no es la primera dama del país, se refirió a Amado Nervo como Mamado Nervo; quién sabe en qué estaría pensando la señora al momento de decir eso, pero para pronto lo negó y dijo que el audio de la entrevista donde sale la expresión estaba editado, como seguramente estaba editado también cuando dijo que el sol gira alrededor de la tierra.

Esteban Moctezuma, secretario de educación y quien parecía ser un hombre muy preparado, o por lo menos con experiencia en el servicio público, apresuradamente salió a decir que “los maestros podrán enseñar inglés aunque no lo sepan” ¡Plop!.

Explica Moctezuma que los profesores podrán enseñar un idioma que no dominen o desconozcan, mediante una plataforma -es de suponerse que sea un programa digital o algo parecido-. Quizás la idea sea buena, ya hay muchos programas, videos, aplicaciones y herramientas digitales para enseñarle algo a la gente, pero por como lo planteó el secretario, la propuesta ya tiene una carga negativa y eso que todavía ni se implementa.
Carlos Urzúa, que es de los pocos secretarios de AMLO que ha hecho más o menos su chamba hasta ahora, ya dio también un patinón al decir que en vez de dar dinero a guarderías, se los darán a las madres de familias para que ellas a la vez paguen a las abuelas por cuidar el chamaco.

La última fue de Rocío Nahle, la titular de Energía, que cuando le preguntaron dónde están las pipas que se compraron en Estados Unidos y que algunas de ellas ya deberían estar en territorio nacional, no sin molestarse dijo que los vehículos “ya deben andar por ahí”, y que para saber exactamente dónde habría que preguntarle a Pemex.

Funcionarios de primer nivel del gobierno federal, contestando o declarando cualquier burrada a cuestiones serias e inquietantes, y el presidente ni los confirma ni los desmiente, pues se la pasa echándole bronca a Calderón y a Fox en sus mañaneras, y hablando de que ya no hay guerra en el país.

¿En serio la primera dama anda pensando en un mamado en vez de por lo menos aparentar que se interesa por la literatura nacional? ¿En serio se cerrarán las guarderías y las mamás tendrán que decirle a las abuelas que les cuiden a sus hijos a cambio de una pequeña lana? ¿En serio nadie sabe dónde están las pipas que costaron millones y millones de dólares y que supuestamente urgen?

You Might Also Like

0 comentarios