Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Si cae Maduro pierde Obrador

Share on Google Plus



La dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela no tiene futuro. El gobierno mexicano de López Obrador trata de alargarle la vida a toda costa, le da respiración de boca a boca pero es tarde. Los países del mundo libre decidieron ya que es necesario un cambio, que se acabó el experimento chavista del Socialismo del Siglo XXI y ya no hay mucho que hacer para evitar su final. La mitad de los países importantes le retiraron su apoyo al dictador, y reconocieron ya al presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó.

No tiene futuro porque fracasó rotundamente como han fracasado todos los experimentos socialistas en todos los países del mundo donde se ha intentado poner en práctica las ideas de Engels y Marx, por más años que hayan durado algunas dictaduras como las de la ex Unión Soviética y Cuba, y porque -me parece- la de Venezuela intentó meterse con los intereses gringos aliándose con Rusia. Tratar de quitarle a Estados Unidos un cliente tan importante como México no fue cosa poca sino al contrario, sólo aceleró su fin.

Me parece que esa fue la verdadera causa del desabasto de gasolina en varios estados del país. A estas alturas está confirmado ya que México le compró menos crudo ligero y gasolina a Estados Unidos en diciembre, porque la idea era cambiar de proveedor, comprarle a Venezuela en lugar de a los gringos, sólo que estos descubrieron a tiempo el plan de México y Venezuela y pusieron en marcha otro que ya venían preparando, desconocer al gobierno dictatorial de Maduro y hacer que otros países lo desconocieran.

Esperaron a que Nicolás Maduro rindiera protesta el 10 de enero como presidente para un segundo periodo, tras de haber ganado unas elecciones adelantadas e ilegítimas (porque no participó la oposición y votó sólo un 20% de la población) en mayo del año pasado, y de inmediato la Asamblea Nacional designó a Guaidó como Presidente Encargado de Venezuela. Lo demás fue fácil, Maduro era un usurpador según la Constitución, y los primeros en reconocer a Guaidó fueron Estados Unidos y Canadá, después los países de la OEA, más adelante Australia  e Israel, y finalmente todos los de la Unión Europea.

No tiene ya para dónde hacerse el dictador venezolano, por más que Uruguay y México estén tratando de ganar tiempo con un supuesto diálogo entre Maduro y la oposición, diálogo que sólo quiere el primero, a Guaidó no le interesa porque no es la primera vez que este recurso le sirve a la dictadura para engañar a la oposición y mantenerse en el poder.

Según el gobierno de López Obrador hay 10 países que acompañarán dicho diálogo, aunque sólo uno, el de Bolivia, anunció ya que asistirá a Montevideo donde se llevará a cabo ese diálogo, o monólogo porque la oposición venezolana no quiera hablar más que de la salida de Maduro y de elecciones libres, a lo que no está dispuesto el dictador.

¿Por qué le interesa tanto al gobierno mexicano que se mantenga Nicolás Maduro en el poder?, porque es su modelo, su ejemplo a seguir, el llamado socialismo del Siglo XXI es su ideología y su bandera, y si cae la dictadura en Venezuela y regresan las elecciones libres y la democracia a ese país, tras de esta catástrofe para la izquierda seguirá la de Nicaragua, donde Daniel Ortega se mantiene igual a base de represión.

Fracasados los nuevos intentos socialistas en América Latina, el gobierno de la Cuarta Transformación de Andrés Manuel López Obrador se quedará sin modelo, sin ejemplo a seguir y sin argumento, incluso muchos de sus seguidores (excepto los más fanatizados) se darán cuenta de que el socialismo no es lo que creían, que no funciona, y perderá el Peje buena parte de su apoyo popular.

Por eso están tan preocupados, por eso las expresiones rabiosas de Fernández Noroña y de Ricardo Monreal culpando al imperialismo yanqui (¡por supuesto!) de intervenir en Venezuela y de un supuesto golpe de estado contra Maduro, cuando son todos los países democráticos los que quieren que ya se vaya el dictador. Si cae Maduro, como todo parece indicar que ocurrirá en los próximos días, López Obrador y su partido Morena saldrán perdiendo y mucho.

Ya lloran las viudas de Maduro en México: Citlali Ibáñez alias Yeidckol Polevnski, Paco Ignacio Taibo, John Ackerman, Díaz Polanco, Epigmenio Ibarra, Ricardo Monreal y toda su corte de aduladores en los medios, especialmente los maromeros de las Redes Sociales que ya no saben qué decir de esto. Ni hablar, el pueblo de Venezuela conocerá por fin la paz y tranquilidad después de 20 años de dictadura.

En México se dice que le llevó a la sociedad 70 años para hartarse del PRI, 12 años para hartarse del PAN, y 2 meses para hartarse de Morena y de López Obrador.

You Might Also Like

1 comentarios

  1. se nota que el que edito esta nota viven también de la ilusion de que los gringos se los esten empinando y los tengan bien ensartados asi es el típico lambewebos chayotero, y el redactor de esta nota tiene no digo 6 años tal vez muchos sexenios que no veran el poder la derecha podrida disfrazada de fieles creyentes por que ante todo solo los fanaticos religiosos hacen este tipo de redacción.

    ResponderEliminar