Últimas Noticias:
Loading...
, ,

Fue un fracaso

Share on Google Plus




Organizaciones tuiteras piteras, bórrense

Evidentemente fue un fracaso la primera protesta nacional contra López Obrador, que fue promovida en las Redes Sociales con el HT #10MarzoProtestaNacional. Acudió más gente -veinte veces más- a la marcha que se llevó a cabo en noviembre en la Ciudad de México en contra de la cancelación del NAIM, que no fue convocada por nadie en particular. Aquella vez se invitó a través de las mismas RS pero no lo hizo ninguna organización, sino que todos invitaron a todos y el resultado fue que acudieron unas 15 mil personas.

Quizás esa fue la diferencia. Que en aquella ocasión no invitó nadie en particular, que nadie se iba a llevar las palmas y el reconocimiento; y la protesta de este domingo la convocó ChalecosAmarillosMX, la organización que hizo el papel del cangrejo que encabeza el esfuerzo para salir de la cubeta, mientras los demás, que están abajo, lo jalan hacia abajo para que no salga. Dicen que así somos los mexicanos, si alguno quiere salir del hoyo los demás lo jalamos hacia abajo para impedírselo.

Porque a mí no me parece mal que haya convocado @ChalecosMx, por el contrario, me parece loable y mientras veía ayer los resultados de la convocatoria, me preguntaba dónde estaban #YoSoyLibre #MexicoLibre #NoSoyBot #100DiasdeMentiras #DespiertaMexico #SociedadCivilMexico #TenemosOtrosDatos #AsiNoLopez #CPT #GobiernoReprobado #YoTambien #SoyFifí @Mex_Libertario #AmloYoTeRepruebo #YoSoyChalecoAnarillo #HijasDeLaMx #ReaccionCiudadana #MexicoReflexivo #FrenteNacionalMx #PorElBienDeMexico #COTTONHEAD #MentirasDelAborto y tantos y tantos hashtageros más que son tan bravos en el Twitter y que se la pasan día y noche criticando, reprobando y condenando las acciones y estupideces de López Obrador.

Llegué a la conclusión de que son una de dos: o guerrilleros de internet, guerreros virtuales que son muy valientes para pelear desde su celular en la comodidad de su hogar, de su oficina, de su negocio o desde donde lo hagan; o que sólo buscan el protagonismo, “si convoca otro yo no voy”, o sea los cangrejos que están en el fondo de la cubeta, que los van a arrojar al agua hirviendo para que se vayan poniendo coloraditos mientras se cuecen para comérselos, y que jalan hacia abajo al que hace un esfuerzo para escapar de tan terrible final. ¿Dónde estaban los hashtageros tan combativos en Twitter al mediodía del domingo 10 de marzo? Mucho me temo que estaban en la comodidad de su hogar esperando que estuviera lista la carne asada mientras bebían cerveza y consultaban su Twitter o buscaban alguna noticia esperando ver que había fracasado #10MarzoProtesta Nacional.

Si fuera atinada la primera de las conclusiones a las que llegamos (dije que una de dos), no hay nada que hacer. Seguirán siendo guerreros virtuales, guerrilleros de internet, hasta que le colmen la paciencia a López Obrador y ordene éste cerrarles sus cuentas a todos y para siempre, es decir, hasta que les dure el juguetito de las Redes Sociales que es el único campo de batallas donde combaten con gran valor. Si fue lo segundo, sí fue sólo el protagonismo lo que (tal vez inconscientemente) les impidió salir a manifestarse, todavía tiene remedio, se puede corregir, bastará con que renunciemos a que cada quien tenga su hashtag, que nos olvidemos de crear organizaciones tuiteras piteras que no sirven para nada, y que sigamos señalando lo que está mal hecho en este gobierno de la 4T, pero como individuos, sin agregarnos a ninguna de esas organizaciones.

Que impulsemos todos, eso sí, algún HT con un fin muy específico, para protestar en contra de algo muy concreto, para presionar contra alguna medida en particular. Hay varios ejemplos ya de que el Viejito y su gobierno han tenido que recular en alguna medida, gracias a la presión de las RS. Sirven éstas, por supuesto que sirven, pero siempre y cuando las consideremos como algo útil para el bien de todo el país, no para que cada quién lleve agua al molino de su estúpida organización que llegado el momento no sirve para nada en realidad, como no sea para sabotear el esfuerzo de otros en su lucha contra la dictadura.

Y que el día en que se considere necesario, pertinente, o hasta urgente otra manifestación de protesta, la convoquemos todos y asistamos todos, sin protagonismos, si que nadie lleve agua a su molino. Eso, claro, mientras no surja algún liderazgo fuerte opositor, tan popular como el de López Obrador. Sin un líder debemos convocar todos y participar todos. Cero organizaciones de membrete que sólo combaten en las redes.

Esa es mi humilde, atenta y respetuosa propuesta: Organizaciones tuiteras piteras bórrense. Si no ayudan no estorben. En estos momentos, por causa de esas organizaciones que no apoyaron, todos los tuiteros antipeje somos la burla y el hazmerreír de la chairiza por el fracaso de la protesta nacional, lo cual no debe desanimarnos, la lucha continúa, pero que nos sirva de experiencia la división que provocaron tantos hashtageros que no participaron en una iniciativa noble, auténtica y de buena fe. Organizaciones tuiteras piteras, bórrense.

You Might Also Like

0 comentarios