Últimas Noticias:
Loading...

Asaltadera a los cuentahabientes

Share on Google Plus



¡Cuidado!

• Los siguen al salir del banco y les quitan el dinero

Tepatitlán, Jal.- En menos de cuatro días otros dos robos a cuenta habientes se perpetraron en la ciudad, robos que antes ocurrían con rareza pero que ahora se han desatado de un mes para otro y han tenido un modus operandi similar, lo que ha provocado la alarma entre los habitantes y los misas autoridades.

El viernes alrededor de las 2 de la tarde un hombre de 62 años salió de las instalaciones del Banorte ubicado en el centro de la ciudad, de donde había sacado $50,000 y se dirigía a su auto. De acuerdo a las primeras declaraciones, el hombre sintió que lo estaban siguiendo, sin embargo siguió su camino a casa sin confirmar si en verdad lo estaban siguiendo o solo era su imaginación.

Al llegar a su domicilio ubicado en el fraccionamiento Los Sauces de Abajo de este municipio, dos sujetos lo amagaron con sus armas y le exigieron el dinero, a lo cual el hombre opuso resistencia y los ladrones le dispararon en el pie, por lo que una vez herido fue despojado de su dinero, los ladrones se dieron a la huida en una motocicleta, mientras que el asaltado fue atendido por los cuerpos de emergencia.

Durante el fin de semana parece que los ladrones descansaron, sin embargo el lunes comenzaron su horario laboral robando en esta ocasión a una mujer de 40 años, quien de una forma similiar le fueron quitados 500 mil pesos justo enfrente de las instalaciones de la CFE, dinero que había sacado minutos antes de Bancomer de Plaza de los Altos.

En este segundo caso el 911 recibió nuevamente una llamada de un robo a cuenta habiente y alrededor de la misma hora de la que había recibido el viernes, al llegar al reporte una mujer identificada como Lucero señaló que había acudido a Bancomer para retirar dinero para la nómina y pagar cuentas.

Al salir del banco se dirigió a la Comisión Federal de Electricidad para pagar unos recibos, por lo que estacionó su vehículo enfrente del edificio, pero al bajarse dos motocicletas le cerraron el paso estacionándose una atrás de su vehículo y otro adelante, de donde se bajaron un par de sujetos y la encañonaron exigiéndole el dinero que sabían traía consigo.

Poco les importó a los ladrones la cantidad de personas que había alrededor y que fueron testigos del robo, mismos que señalaron que las motocicletas, donde iban dos personas en cada una, era motos deportivas y no de bajo cilindraje como había ocurrido en robos anteriores.

You Might Also Like

0 comentarios