El Maestro Lupe Ríos nació para el arte



• Ha compartido galerías con José Luis Cuevas, Toledo y Coronel

• Además de enseñar y ser músico, fue baterista con varios grupos

Por Juan Ramón Martín Franco

José Guadalupe Ríos Córdoba nació el 8 de agosto de 1949 en Tepatitlán, Jalisco, tiene 4 hijos.

La primaria la estudió en el Colegio Morelos, la secundaria en la José Cornejo Franco, la preparatoria la comenzó en la UNAM y la terminó en la Regional de Tepatitlán.

En 1968 estudió un curso de Microscopista; en 1967 Artes Plásticas en la U de G, y de 1969 a 1971 estudió en la Academia de San Carlos dibujo, grabado, pintura, escultura e Historia del Arte. Se trata de la academia de arte más famosa de América Latina.

De 1972 a 1973 estudió en la Escuela de Pintura y Escultura de Bellas Artes. En 1976 se regresó a Tepa.

Desde niño le gustaba pintar en cuadernos o en cualquier papel, además leía historietas, antes de entrar a la primaria ya le habían enseñado a leer y a escribir. En la primaria, cuando requerían que alguien dibujara algo en el pizarrón siempre le tocaba a Lupe, su familia lo motivaba a seguir pintando. Cuando estaba en sexto de primaria les daba clases de dibujo a los de 5to., ahí le agarró el gusto por dar clases.

Sus primeras obras de encargo fueron en 6to. de primaria para el Colegio Morelos y el Santuario de Guadalupe (conopeos) la cortina que ponen en el sagrario. En sexto la Nestlé le mandó hacer un escudo nacional para la bandera.

Ya en la secundaria José Cornejo Franco pintaba a los profesores. A los 15 años diseñó y pintó todo el carro del Señor de la Misericordia a petición del padre Anastasio Rábago.
También le apasionó la música, tocaba la batería con Paco González y después en la Orquesta Perla con Pepo Mora.

Fue maestro de la preparatoria de 1976 a 1983, y en un segundo periodo de 2010 a 2020, en la Cornejo Franco de 1976 a 1981.

Ha colaborado con la Casa de la Cultura desde 1977 a la fecha, aunque se ha ausentado por periodos cortos.

Lleva más de 70 exposiciones, tanto individuales como colectivas. La primera fue en 1969 en Tepatitlán. Otros de los lugares han sido el Teatro Juárez en Guanajuato, la Casa de la Cultura en Aguascalientes, la José Clemente Orozco en Guadalajara, y el Instituto Cultural México Americano en la ciudad de México, Ridecrest en California, Madison Wisconsin, Arte Joven de Jalisco en Guadalajara, y la Primera Muestra de Arte Alteño en Tepatitlán. Estas son algunas de las exposiciones donde ha participado, aunque la que considera más importante fue en el Archivo General de la Nación junto a José Luis Cuevas, Francisco Toledo y Rafael Coronel.

Ha pintado varios murales, los más importantes en Madison Wisconsin (Historia de la ciudad), en la Casa de la Cultura en Tepatitlán, en la Presidencia Municipal de Tepatitlán (Bicentenario de la Independencia), y también ha participado en varios concursos como: Salón de Octubre en Guadalajara donde fue seleccionado; Feria Internacional del Huevo, tercer lugar (CUAltos), Muestra Regional (CUAltos) mención honorífica; Concurso Guadalupano, después de sacar el 1er. lugar local, regional y estatal entró a la etapa nacional obteniendo el segundo lugar.

Quijotes, búhos y peces

Los que conocemos la obra del Maestro Ríos sabemos que la pintura que lo identifica son los Quijotes, peces y búhos, y al preguntarle por qué escoge esos temas me explicó que los Quijotes porque se identifica, porque es idealista y desea una mejor sociedad, el Búho porque es el símbolo de la sabiduría y el espíritu de vigilia, y el pez porque representa el origen de la vida.

Ha pintado más de 700 obras que están diseminadas por toda la República Mexicana y en algunos lugares de Estados Unidos.

Los artistas internacionales que Él respeta son Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Diego Velázquez, Goya, Van Gogh y Picasso. Y mexicanos Cristóbal de Villalpando y Miguel Cabrera de la época de la Colonia, además de José María Velasco, Orozco, Diego Rivera y Siqueiros; y de los actuales José Luis Cuevas y Sebastián.

Sus pasiones son el arte y la enseñanza, trata de que su enseñanza sea global, no solamente técnicas de pintura, sino también cómo se promuevan y la mercadotecnia del arte. Dice que es un mito que el artista se hace famoso hasta que se muere.

El arte y el deporte son actividades que ayudan a los aspectos emocionales, intelectuales y morales, el que los practique se vuelve un buen ciudadano.

Les dice a sus alumnos cuando da clases, que viene a compartir sus conocimientos. Se siente satisfecho con lo que ha hecho, pero el aprendizaje nunca termina.

Actualmente estudia arquitectura, va en 7mo. semestre y sigue aprendiendo, lo hace por cultura general y le gustaría hacer obras grandes como esculturas, usa la técnica del reciclaje para evitar la contaminación y dice que en el arte no hay desperdicio.

Tiene muchas anécdotas, una de ellas fue cuando había crisis en la avicultura y Chema Gómez dijo “todos los avicultores sufren, solamente a Lupe Ríos le va bien con su granja de tecolotes”.

Otra anécdota simpática fue cuando un amigo le pidió que le hiciera un retrato a su mujer y la llevó al estudio del Maestro. Mientras le hacía la pintura el esposo se bajó al mercado y cuando regresó empezó a ver los cuadros que tenía Ríos y se encontró con un desnudo y le dijo en broma “mira nomás, se descuida uno y ve lo que hacen”. Comenta que a esta vida venimos a tres cosas, a amar, aprender y compartir.

Esta filosofía define a su persona.  Como todo artista es apasionado en lo que cree, un gran ser humano que no ha perdido la sencillez, nada egoísta, quiere que el que tenga talento lo desarrolle.

Para muchos es el mejor artista plástico de Tepatitlán.

Está celebrando sus primeros 50 años de artista.

Necesitamos personas como Él, exitosas, que quieran compartir y enseñar sus conocimientos. Muchas felicidades al maestro Lupe Ríos.

 



 



Publicar un comentario

0 Comentarios