Envía Lagos cadáveres a Tepa porque no puede


• Pero eso sí, corrió a una perito por lo del perro


Lagos de Moreno, Jal.- El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) prefirió quedarse con menos personal y prácticamente obligó a una de sus peritos a renunciar, debido a que la culpaban por el sonado caso del ingreso de un perro a la morgue en septiembre del año pasado, el cual terminó por llevarse parte de un cuerpo, a pesar de que la perito había logrado un amparo y el Instituto había sido obligado a reinstalarla.

La funcionaria había logrado una suspensión de un Tribunal para ser reinstalada en su cargo, que se le pagaran los salarios caídos y se le diera su derecho de audiencia y defensa en el proceso de suspensión que había en su contra, ya que argumentaba que ya no estaba en su turno cuando el can ingresó, y que ya había denunciado los problemas con las puertas del recinto, cuya avería permitió el ingreso del animal.

Sin embargo y pese a la falta de personal y la sobrecarga de trabajo, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) prefirió dejar ir a la experimentada médico con más de 8 años de carrera, luego de que la mantuvieran sin actividad y la perito terminó por renunciar tras un largo proceso en el que no se respetaron las medidas de protección que la ahora ex funcionaria consiguió mediante un Amparo.

Ciencias Forenses en Lagos de Moreno es una de las sedes con mayor carga de trabajo, diariamente los cuerpos van llegando sin descanso y los médicos forenses no se dan abasto, es así que el Instituto tuvo que comenzar a enviar cadáveres a la delegación de Tepatitlán para disminuir un poco la sobrecarga de trabajo.

Publicar un comentario

0 Comentarios