Elecciones en el partido de Morena


Nuevamente con todos ustedes amigos lectores del periódico 7 días, como siempre me pongo a sus órdenes en el correo electrónico: jorgegerardotorres@hotmail.com. En esta ocasión tratare el tema: Elecciones en el partido de Morena.

Aunque todavía no hay una fecha definida para que Morena renueve su dirigencia nacional, se sabe que esto ocurrirá en este año 2020. Actualmente Yeidckol Polenvsky es la presidenta nacional del partido y buscará reelegirse por un periodo más, pero para ello tendrá que competir contra Bertha Luján, Mario Delgado y Alejandro Rojas, quienes también han manifestado su interés por ocupar la dirigencia partidista. Morena es el partido más joven de los que actualmente tienen registro, apenas en 2015 se convirtió en partido político nacional. Desde entonces ha tenido tres presidentes, el primero fue Andrés Manuel López Obrador y el segundo Martí Batres Guadarrama, el primero presidente de la Republica y el segundo Senador, respectivamente. Las implicaciones de la elección de la nueva dirigencia nacional de Morena son muchas, pues se trata de la primera fuerza política. Además de ocupar la presidencia de la República tienen 259 diputaciones federales, 59 senadurías y 6 gubernaturas. Morena es el grupo mayoritario en 19 congresos locales y, por si fuera poco, encabezan e integran un número importante de cabildos. Encabezar tal fuerza política no es una posición menor. Quien resulte electo como presidenta o presidente comandará el partido en las elecciones de 2021, mismas que serán fundamentales para consolidarse como una fuerza política real y permanente, o en caso contrario caer víctima de sus propios grupos y luchas de poder. Aunque en 2018 la ola de triunfos electorales obtenidos fue avasallante, en 2019 la historia no fue igualmente exitosa, ya que si bien se alzaron con las dos gubernaturas en juego, prácticamente todos los procesos internos del partido se definieron en los tribunales electorales, pues las disputas políticas y jurídicas por las candidaturas fueron la norma y no la excepción. La gran debilidad de Morena para estas elecciones internas, además de las divisiones que puedan dejar, es su falta de estructura partidista y de reglamentación, lo que también compromete su viabilidad hacia el futuro. Es común que los partidos políticos en México no se preocupen por tener órganos internos profesionales y sólidos para hacerse cargo, por ejemplo, de organizar sus procesos electivos o de resolver conflictos, aunado a que en muchos casos la reglamentación que hace posible estos procesos es muy vaga o incluso inexistente. Si bien Morena creó una Comisión Nacional para organizar y dar seguimiento al proceso interno, cuyos trabajos encabeza Leonel Godoy, se trata de un órgano conformado precisamente para esta elección. Morena al ser un partido político de reciente creación y haber tenido un crecimiento en las preferencias electorales tan grande, poco se ha enfocado en afinar su propia regulación y conformar las estructuras internas necesarias y suficientes para garantizar una elección interna de calidad, exenta de conflictos y auténticamente democrática. El mejor antecedente de las indeseables consecuencias que pueden suscitarse, si no se cuida el desarrollo de estos procesos, está en el PRD. Basta recordar que sus procesos para elegir dirigencias nacionales se han visto plagados de conflictos que han terminado en trifulcas físicas y legales, y que han dejado al partido con fracturas insuperables. Si bien la elección de la dirigencia nacional de Morena es un tema que principalmente debe ocupar y preocupar a sus militantes y simpatizantes, también es de gran relevancia para el país en general, pues tendrá repercusiones en el contexto político nacional y seguramente en el ejercicio de las funciones legislativas y de gobierno.

Ésta será la gran oportunidad de que Morena demuestre si de verdad busca ser una fuerza política que permanezca en el horizonte político nacional en los años por venir, constituyéndose como una alternativa política más allá de un líder carismático, o si su falta de estructura y las divisiones políticas serán los que los hará perder su poder.

En general MORENA tiene grandes posibilidades de conservarse en el poder, porque todavía tiene mucha gente que le apoya y cree en él, pero va a ser necesario que tengan un buen líder nacional, y para esto una gran parte de sus seguidores consideran que la persona más idónea para lograr consolidarse es el actual coordinador de los diputados de MORENA, Mario Delgado Carrillo, quien es un destacado economista y una persona que ha logrado grandes avances en la Cámara de Diputados, por su habilidad para conciliar intereses con los diputados de los otros partidos políticos. Nació en Colima, Colima, el 17 de junio de 1972, tiene actualmente 47 años de edad, su cargo anterior fue como Senador del 2012 al 2018, estudió la Licenciatura en economía en el Instituto Autónomo de México (ITAM), posteriormente el CONACYT le otorgó una beca para estudiar en la Universidad Essex de Inglaterra, donde obtuvo el grado de Maestro en Economía, se ha desempeñado en el sector público por más de 15 años y ha tenido varios cargos, principalmente en el Distrito Federal, ha publicado varios libros entre ellos el De FOBAPROBA al IPAB en coautoría con Marcelo Ebrard en el año 2000. Además el diputado Mario Delgado está coordinando actualmente la Asociación Nacional de Legisladores Constituyentes, donde están los legisladores del partido de MORENA de todo el país y resulta que Delgado es el presidente de este nuevo organismo, lo que le dará mucho más poder. En general es la persona más indicada para ser el nuevo presidente nacional de MORENA, ya que en estos momentos se necesita una persona que sepa conciliar intereses de los diferentes grupos y él tiene la experiencia para poder hacerlo. 

En lo particular yo creo que es casi un hecho que el nuevo dirigente nacional de Morena será Mario Delgado, quien además cuenta con el respaldo de Marcelo Ebrard, quien es uno de los Secretarios de Estado más activos de este gobierno y quien ha dado muy buenos resultados.

Actualmente en Jalisco el presidente del Comité Estatal de MORENA es el Dr. Hugo Rodríguez, y está en pleno crecimiento este partido en el Estado, ya que se ha estado trabajando con mucha fuerza y ahínco para fortalecer las estructuras del mismo.

Por esta ocasión es todo en la sección de Cosas de la Política, gracias por su lectura amigos lectores de toda la región de Los Altos de Jalisco. 

Publicar un comentario

0 Comentarios