Estudiantes de CUAltos desarrollan bioplástico ecológico con cascarones de huevo


En una región como Los Altos, en la que la industria avícola es de las más importantes, estudiantes del Centro Universitario de los Altos utilizaron cascarones de huevo para fabricar plástico ecológico, que podría ser usado para hacer macetas, platos, vasos y cubiertos desechables biodegradables. Así lo informaron Luis Enrique Angulo Orozco y Katia Alejandra García Iñiguez, estudiantes de décimo semestre de Medicina Veterinaria y Zootecnia del plantel.

Estas macetas pueden ser usadas en invernaderos o viveros, para que cuando una planta sea vendida, el comprador pueda transplantarla con todo y maceta sin dañar al medio ambiente y cumpliendo también la función de fertilizante orgánico, y una vez que se entierren las raíces, el bioplástico comenzará a degradarse. 

En su elaboración casera, el costo del material necesario para hacer un plato desechable es de setenta centavos, por lo que se busca industrializar y hacer más eficiente el proceso de manera que los costos de producción puedan bajar de manera considerable.

Este plástico, combinación de 5 ingredientes en el que el principal es el cascarón de huevo, tiene la capacidad de degradarse en menos de dos semanas o en un máximo de tres meses dependiendo de la consistencia, además de poder biodegradarse en un entorno líquido, y es comparable en resistencia y fuerza con el unicel.

Publicar un comentario

0 Comentarios