La mató porque "se le metió el diablo" pero los satánicos se deslindaron

Una mujer fue asesinada, descuartizada y desollada por su esposo, el pasado domingo 9 de febrero en la Ciudad de México, en la alcaldía Azcapotzalco. El victimario se entregó a la policía tras intentar deshacerse del cuerpo despedazándolo y tirando parte de sus órganos por el drenaje.


El asesino, Erik Francisco, declaró que discutía con su esposa, llamada Ingrid Escamilla, y empezaron a forcejear, por lo que ella le tiró un cuchillo de cocina y él respondió apuñalándola cinco veces con esa misma arma porque “se le metió el diablo”, por lo que corrió la versión de que la había matado en un ritual satánico.

Ante esto, en su cuenta verificada de twitter, la Iglesia de Satán en Estados Unidos declaró que los rituales satánicos no involucran asesinar personas. “Es ridículo y peligroso hacer acusaciones como ésta”, se lee en su mensaje en la red social.


Fue la ex esposa del asesino quien dio aviso a las autoridades del incidente, pues éste le había llamado por teléfono avisándole que había matado a su actual pareja. Fue detenido y está en espera del proceso judicial correspondiente.

Publicar un comentario

0 Comentarios