Los discretos fideicomisos


Ahora que pasó la fiesta de La Candelaria en San Juan de los Lagos, y que reportan la llegada de 2 millones de peregrinos a la ciudad alteña, vale la pena cuestionar de qué sirven los llamados Consejos Regionales de Turismo, y los también llamados Fideicomisos de Promoción Turística, sí, esos que recaudan los impuestos hoteleros que le cobran al huésped cuando se aloja en negocios reconocidos por la autoridad.

Según los reportes oficiales llegaron a San Juan de Los Lagos 2 millones de peregrinos. La gran mayoría de ellos caminó durante horas o días; algunos montados en sus biciclos pedalearon por horas, otros llegaron cómodamente en autobús o en auto particular.

Como sea, de esos peregrinos de a pie, nos enteramos por la reducción de la velocidad a que fueron obligados los vehículos en el tramo de Lagos a San Juan.

También nos enteramos de su presencia por las miles de toneladas de basura que dejaron por montones en las laterales de la carretera. Ahí los vasos y platos, las envolturas de comida, el cochinero fue evidente.

Los miles de peregrinos contrastaron con la ausencia absoluta de las autoridades responsables de la limpieza de ese tramo carretero.

Uno se pregunta al ver los montones de basura volando por la carretera, ¿dónde están las autoridades?, y ¿dónde los miles de pesos que cobran de impuestos?, y ¿dónde los funcionarios locales y los estatales que siempre salen en las fotos y en las reuniones donde hay comilonas y gorreadas de comidas, o en las sesiones donde autorizan los gastos del dinero de los fideicomisos?

De esos 2 millones de peregrinos, ¿ninguno deja derrama económica?, ¿nadie cobra impuestos por los servicios prestados?, ¿quién es responsable de limpiar el lugar donde les dan de beber y de comer?

Es cierto, los peregrinos van cansados, solo piensan en llegar ante la Virgencita, pero ¿en donde están las autoridades encargadas de la logística?, por qué ahí no aparecen?, ¿por qué solo los vemos frente a las cámaras y no junto a las escobas y los contenedores de basura?

El retiro de la basura de millones de peregrinos debiera ser directamente proporcional a la discreción con la cual se decide gastar el dinero de los fideicomisos turísticos. Pero no. Ni se ve la limpieza de las carreteras, ni la rendición de cuentas de los fideicomisos...

Publicar un comentario

0 Comentarios