“Mi hija, feliz en la nueva ETA”: Mamá


Mentiras por WhatsApp

• Los maestros dan clases ahí, el que quiera asistir, bueno


Tepatitlán, Jal.- Los alumnos de la Secundaria Técnica 31 cada día son más en las nuevas instalaciones, poco a poco han decidido presentarse para corroborar el estado en que la escuela ha sido entregada, ya que a pesar de que se ha dicho en los últimos días que no hay luz y que tampoco hay agua, los alumnos comprueban que no es verdad, a pesar de que en algunos grupos de whatsApp se esté dando otro tipo de información.

Tan solo el día jueves, 24 alumnos más se integraron a sus clases, agregándose al casi 60% del alumnado que ya lo había hecho, y aunque la encargada de la DRSE en la región Altos Sur, Sanjuana Jiménez señaló a los padres de familia inconformes que los alumnos que no están asistiendo no iban a ser sancionados, los maestros han comenzado de cualquier forma a pasar lista de asistencia y continúan con las clases con relativa normalidad.

Padres de familia que sí aceptaron el cambio han señalado que a ellos les consta que las instalaciones están mucho mejor que en la anterior escuela y que lo único que quieren es que sus hijos reciban la educación en un lugar sano, y no en uno que represente un peligro para sus hijos.

“Los niños han recibido en grupos de WhatsApp mensajes de que en la nueva escuela no hay luz ni agua en los baños, y un montón de cosas que no son ciertas, ya incluso están llegando los camiones urbanos hasta la puerta de la escuela, yo no estoy a favor ni en contra, pero seamos sinceros, los baños de la anterior escuela no estaban sucios, estaban asquerosos, no eran funcionales, alguna vez entré yo y me dio asco, a mi hija estuvo a punto de darle una peritonitis porque no le gustaba entrar a los baños anteriores, y ahora me dijo mami, ahora sí se antoja ir a los baños”, comentó una madre de familia.

“Nos han dicho que las barras se van a caer, que sólo tienen un salón de computación, que se inunda porque está pegado al río y no es así, la única que está pegada al río es la Niño Artillero y pues no se vale, yo entiendo que es un terreno donado y quizá yo no entienda de asuntos legales, pero pues ni que fuera de uno, a mí lo único que me interesa es una escuela de calidad, como lo es la escuela en disciplina y educación, y la mayoría de los niños que están asistiendo son niños estudiosos que quieren estudiar”. 

En cuanto a la distancia de la escuela, la propia madre de familia señaló que la gran mayoría de los alumnos vienen desde lejos y contados eran los que vivían cerca de las antiguas instalaciones, “vienen muchos niños de ranchos, de la sierra, tenían que caminar hasta 2 horas para ir a la escuela, la distancia no hace la diferencia, no es excusa para quejarse de que está lejos”.

Por lo pronto los 15 salones con un cupo para 30 alumnos aproximadamente cada uno, lucen con un poco más de la mitad de su capacidad por las mañanas, a quienes los maestros han estado dando clases, y aunque en los últimos días han sido señalados porque aceptaron el cambio, lo cierto es que ellos simplemente cumplen con su trabajo y acuden a donde están los alumnos y la Secretaría de Educación les indique.

“No sé quién tenga la razón, pero veo a mi hija feliz en su nueva escuela, y eso es lo que a mí me importa”, finalizó diciendo la madre de familia.

Publicar un comentario

0 Comentarios