Primera comunión de Diana


Después de haberse preparado espiritualmente por varias semanas, la pequeña Diana Mota Hernández ingresó al templo del Perpetuo Socorro para recibir por vez primera la sangre y el cuerpo de Cristo.

La pequeña neocomulgante llegó al templo acompañada de sus padres, los señores Víctor Mota Gutiérrez y Martha Hernández, así como de sus padrinos, Abraham Mota Gutiérrez y Rosario Cortés.

En el transcurso de la ceremonia el sacerdote oficiante con hermosas palabras le explicó a la niña todo sobre la comunión y la exhortó a seguir haciéndola a través de los años, y después de estas palabras le hizo entrega de la sagrada hostia.

Al final de la misa la neocomulgante y su familia, así como sus invitados, se trasladaron a conocida terraza social en donde se ofreció un convivio y en donde Diana fue muy felicitada.

Publicar un comentario

0 Comentarios