Mensajes de WhatsApp causaron pánico en Tepa


• Hablaban de mamás y niños en riesgo; uno casi cierto


Tepatitlán, Jal.- Este fin de semana dos mensajes alarmantes vía WhatsApp se hicieron virales en la ciudad, el primero fue el audio de un hombre que aseguraba que había ocurrido el asesinato de una madre de familia junto con su hijo al salir de la escuela, mientras que el segundo mensaje contenía la información de que a una madre habían intentado arrebatarle a su bebé de meses de los brazos a las afueras de una farmacia ubicada sobre la avenida Colosio, ambos fueron desmentidos por las autoridades, sin embargo el segundo, si bien no fue intento de robo a un infante, sí hubo un percance con un sujeto y la policía sí acudió al reporte.

El mensaje que circulaba a través del WhatsApp y que rápidamente fue compartido sobre todo por madres de familia, señalaba que un sujeto había querido arrebatarle a su madre una bebé de meses, al estar a las afueras de la Farmacia Guadalajara de la calle Morelos, situación que no fue cierta, pero que tuvo algunos tintes de verdad, la afectada contactó al Semanario y narró cómo un sujeto se le acercó con un picahielo, mientras ella estaba jugando con su hija dentro de una camioneta.

“Todo sucedió el sábado por la noche, alrededor de las 7:30 de la noche, mi hija de 2 años y yo íbamos con una amiga en su camioneta, mi amiga no encontró lugar en el estacionamiento de la Farmacia y optamos por estacionarnos en la esquina de Morelos y Justo Sierra bajo unos árboles, yo me quedé con mi hija por si la camioneta estorbaba, moverla”, comenzó a narrar Janet.

“Estaba jugando con mi hija y había gente pasando por el lugar, habían pasado como 3 minutos desde que mi amiga se fue, cuando me tocaron el vidrio de la ventana, el cual estaba más arriba de la mitad, pensé que era mi amiga y volteé diciendo, qué rápido llegaste”. 

Sin embargo la persona que estaba parada tocando el vidrio no era su amiga, sino un hombre que Janet describe como de entre 30 y 35 años, con una gorra negra, bufanda de tejido color marrón y con ropa oscura, en la mano derecha traía consigo un picahielo y tratando de ocultar su rostro lo más posible se acercó al vidrio y dijo “cómo está tu mamá”.

“Me sacó de onda verlo, y más que me preguntara por mi mamá, yo ni lo conocía, le vi los ojos, que nunca se me van a olvidar, eran claros y abrazando a mi niña le dije, ¿perdón?, retírate de aquí por favor o llamo a la policía”, sin embargo el sujeto no se fue y en cambio se pegó más al vidrio de la ventana metiendo sus dedos lo más que podía y mostrando más el picahielo le contestó: “no, no, tranquila, no pasa nada”.

La madre de familia pensó rápidamente en todas las opciones a las cuales podía recurrir, pensó en subir aún más el vidrio de la camioneta pero no encontró en esos momento el botón, así que en unos segundos que para ella fueron interminables, abrió la puerta de golpe, para empujarlo y salir corriendo con la niña en brazos pidiendo ayuda al chofer de un camión, que se siguió de largo mientras que el sujeto medio aturdido le gritó ¡tranquila!, para después salir corriendo hacia la calle Justo Sierra. Ayudada por unos niños, Janet llegó a la Farmacia Guadalajara para encontrarse con su amiga y contarle lo sucedido.

“Les dije creo que me quisieron asaltar y el muchacho de la farmacia me preguntó que si estaba bien, le dije que sí, pero que había dejado la camioneta abierta con todo y bolsas, lo único que pensé fue en salir corriendo con mi hija, nada me importaba más, rápidamente llegó la policía y me preguntaron cómo había ocurrido todo, buscaron a la persona que me pareció medía como 1.70, pero pues el tipo ya se había ido, me dijeron que no podían levantar la denuncia como tal porque no había detenido, pero que se levantaría el reporte, a lo cual accedí y hasta firmé para que quedara asentado lo que había pasado”.

Janeth afirma que el hombre nunca intentó quitarle a la niña tal como se afirma en los mensajes de WhatsApp, ella cree que el tipo estaba drogado y buscaba robarle su cartera o su celular, pero lo agarró desprevenido cuando lo empujó con la puerta, sin embargo -dice- sí pasan cosas en Tepatitlán y hay que estar prevenido.

“Mi intención es que la personas tomen sus precauciones, que sepan que hay un chavo rondando por la zona, la policía llegó rápidamente e hizo lo que tenía que hacer, pero las personas tienen que aceptar que la ciudad ya no es pequeña, que sí pasan cosas y tenemos que estar más al pendiente de nuestro alrededor, como por ejemplo cuando subimos a nuestros hijos a sus silla en el carro, muchas veces lo hacemos sin fijarnos si hay alguien vigilándonos y nos tomamos el tiempo, tampoco se trata de crear pánico con mensajes que algunos son mentira y a otros les agregan un montón de cosas” señaló.

Por último Janeth pidió a las autoridades campañas de prevención para evitar este tipo de sucesos, ¿Qué hacer en esas situaciones?, desde un grito de ¡Fuego! Para llamar la atención en lugar de gritar ayuda, o cursos de autodefensa personal, “no se trata de vivir con miedo, pero sí con precaución y dejar de ser tan confiados de que en Tepa todo es tranquilo”, finalizó.

Publicar un comentario

0 Comentarios